Compartir
Publicidad

Nissan GT-R, prueba (parte 4)

Nissan GT-R, prueba (parte 4)
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del Nissan GT-R podemos decir que es un coche que claramente tiene doble carácter, es bipolar. Si queremos que sea un superdeportivo, es uno de los más agresivos. En cambio si queremos que su comportamiento se parezca más al de un tranquilo y divertido Gran Turismo, también podemos conseguirlo.

Eso fue lo que me demostró el Nissan GT-R durante toda la tarde. No me bajé de él ni un momento, había que aprovechar al máximo las 24 horas que iba a disponer de él.

Las carreteras de los alrededores de Madrid fueron el escenario de nuestra prueba de tarde, una prueba completamente distinta de la de la mañana que podéis ver en el video (ojo al tiempo por vuelta). Por las carreteras abiertas al tráfico pudimos comprobar como el Nissan GT-R permite rodar cómoda y placenteramente o subir un puerto de montaña de buen asfalto a ritmo de competición.

Los consumos comenzaron entonces a ser más lógicos, tanto que me parecieron hasta bajos. La media de los 270 kilómetros de tarde fue de solo 16,9 litros a los 100, un consumo ridículo si tenemos en cuenta que estamos hablando de un coche de casi 500 caballos y cerca de dos toneladas de peso. ¿Qué te parece eso Javier?

Nissan GT-R

Las carreteras de curvas amplias son su medio ideal entre el tráfico, ya que en tramos demasiado estrechos, las dimensiones de la carrocería lo penalizan un poco. El cambio de marchas de doble embrague y seis relaciones funciona de maravilla, y se convierte en un auténtico placer cambiar con las levas fijas situadas tras el volante.

Otro de los aspectos funcionales del Nissan GT-R que quiero destacar una vez más es la comodidad de su habitáculo. Evidentemente este ha sido uno de los aspectos más trabajados a la hora de desarrollar este coche. Por ello además de ser un habitáculo muy silencioso, el calor interior en contra de lo que suele pasar en los coches deportivos, es el normal para una berlina cualquiera.

No ocurre como en el BMW M6, en el que te quedabas como un pollo dentro del horno cuando el V10 cogía temperatura.

Nissan GT-R

¿Tiempo real en el Jarama?

Después de repasar el video de la vuelta completa al circuito del Jarama, nos hemos dado cuenta de un error en la anotación del tiempo que había hecho. No fueron 1:53,5 como decíamos en la parte 3 de la prueba, sino 1:52 el tiempo marcado.

Me imagino que la emoción y la adrenalina del momento hicieron que me confundiese al recordar el tiempo exacto. Sin duda es un tiempo que demuestra que el Nissan GT-R es un coche fácil de llevar a ritmos muy altos incluso para conductores poco experimentados como yo.

Valoración general

A modo de despedida, me gustaría felicitar al equipo que ha diseñado el Nissan GT-R por el buen trabajo realizado, y sobre todo a los responsables de la estrategia por haber decidido que el Nissan GT-R sea un producto que esté a la venta en todos los mercados globales.

El Nissan GT-R sabe mezclar lo mejor de los PGC10 de 1969, del KPGC 110 GT-R de 1973 y también del R32 GT-R de 1999. Por fin podemos disfrutar de la tecnología y el saber hacer de los japoneses, pero lo mejor de todo es su precio: 85.300 euros.

Este precio es completamente ridículo si lo comparamos con el de sus máximos rivales, que pasan sin problema alguno de los cien mil y doscientos mil euros de precio.

Además todos los Nissan GT-R se fabricarán en la planta de Tochigi, en Japón, la misma en la que se construyen los modelos de Infiniti pero además, gran parte de la fabricación del GT-R se realiza a mano. Los motores, fabricados en Yokohama, y las transmisiones se montan a mano y en cada caso están al cuidado de un único operario.

¿Made In Japan? Bienvenido sea.

Nissan GT-R

En definitiva, un superdeportivo fácil de llevar rápido que al mismo tiempo sabe comportarse como en gran turismo cuando se trata de todar tranquilo. Un conjunto muy homogéneo en el que el precio no lo convierte precisamente en un objeto de deseo inalcanzable.

En pocas palabras

Nissan GT-R

  • A favor: rendimiento, facilidad de conducción, diferenciación respecto al resto de superdeportivos comunes
  • En contra: sistema de apertura de puertas poco práctico, boca de carga del maletero incómoda
  • Puntuación final: 9/10

Ficha técnica

Nissan GT-R

  • Cilindrada: 3.799 cm³
  • Motor: 6 cilindros en V longitudinales (485 CV)
  • Par máximo: 588 Nm CEE a 3.500 RPM
  • Peso en vacío: 1740 kg.
  • Velocidad máxima: 315 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 3,6 s
  • Transmisión: automática/secuencial de 6 velocidades
  • Consumo urbano: 19,8 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 16 l/100 km
  • Consumo mixto: 16,9 l/100 km
  • Combustible: Gasolina de 100 octanos (preferiblemente)
  • Capacidad del depósito: 74 litros
  • Capacidad del maletero: 315 litros
  • Neumáticos: Dunlop SP600 255/40 ZRF 20 y 285/35 ZRF 20

Precios del Nissan GT-R

Versión probada (sin extras)

  • GT-R: 85.300 €

Alternativas en gasolina/diesel

  • GT-R Premium Edition: 87.700 €
  • GT-R Black Edition: 88.700 €

Prueba | Héctor Ares Torrón
Fotografía | Javier Costas Franco, hunaudieres, Héctor Ares Torrón
Agradecimientos | Circuito de El Jarama – RACE
En MotorPasion | Nissan GT-RParte 1, Parte 2 y Parte 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio