Compartir
Publicidad
Publicidad

Hay gente con mucha suerte

Hay gente con mucha suerte
Guardar
3 Comentarios
Publicidad


Mi capacidad de razonamiento no llega para comprender que ha pasado aquí. La secuencia completa de fotos pone los pelos de punta, pero lo más asombroso de todo es que no se ven rastros de sangre en el asiento del conductor. Y como se ve en las fotos, la farola atraviese de parte a parte el coche y el asiento del conductor. Una de dos, ese tío es un contorsionista que trabaja en el circo o el coche lleva el mismo sistema que KITT y conducía sólo…

Y para nota graciosa, la de los compañeros de Autoblog.it: “Una farola caída sobre la calle literalmente ha pinchado (modelo oliva en un Martini)...”.

Corsita con suerte

Corsita con suerte

Corsita con suerte

Vía | Autoblog.it (en italiano)
Más fotos | Flurl.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos