Compartir
Publicidad
Publicidad

La CEOE pide eliminar el impuesto de matriculación

La CEOE pide eliminar el impuesto de matriculación
Guardar
78 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El presidente de la CEOE, la patronal empresarial española, ha sugerido que se elimine el impuesto de matriculación (IM) como medida para incentivar las ventas de coches nuevos, tras el final ya casi explícito del Plan 2000E y la subida del IVA dos puntos porcentuales.

Más de uno pensará “Qué buena idea”, cuando no lo es tanto. Como sabéis, el IM grava de 0 al 14,75% (Andalucía y Cataluña 16%) el precio de los coches en función de sus emisiones de dióxido de carbono por kilómetro. Para los coches pequeños, eficientes, híbridos… no supondría ningún euro de ventaja.

En cambio, dicha medida beneficiaría a los coches más potentes, más grandes, más gastones y más pesados… y no es precisamente lo que se quiere incentivar en ventas. Cada vez hay más coches que pagan muy poco IM (4,75%) en segmentos medios y potencias medias, y también crecen los que no pagan el impuesto.

Ford Fiesta

Eliminar dicho impuesto tendría un impacto económico severo en las arcas del Estado y las Autonomías. Tampoco primaría la adquisición de coches más lógicos para los desplazamientos habituales, o más respetuosos con el medio ambiente. Recordad que los gases más peligrosos disminuyen más o menos proporcionalmente también.

Gerardo Díaz Ferrán ha dicho que en el 90% de Europa no existe el IM. No sé si es así, pero sé que hay cosas mucho peores, basta con ver los precios de coches en Portugal, Holanda o Dinamarca. No sé si se llamará impuesto de matriculación, pero un sablazo bestial sí que pegan. Veamos un ejemplo.

El Ford Fiesta 3p básico, con motor 1.25 82 CV cuesta en España 13.800 euros (sin descuentos), en Dinamarca 133.900 coronas (al cambio casi 18.000 euros). En Portugal ese coche cuesta 15.625 euros. Blanco y en botella, ¡prefiero tener impuesto de matriculación!

Además, por otro lado, la CEOE pide que se acabe el “gratis total”, aumente el precio del transporte público (incluso el AVE) y se añadan más peajes en la red viaria española. Vaya, por un momento pensé que habían mirado por el consumidor, pero no, únicamente por sus propios intereses.

Fuente | Autopista.es, El Economista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos