Vuelve a ser la Scuderia

Vuelve a ser la Scuderia
Sin comentarios

Ya puedo decirlo, lo que más me gusta del nuevo Ferrari es su "diseño artístico". La desaparición de los colores de Marlboro, que no de su dinero, ha dado lugar a un coche rojo por completo, olvidándose de esos parches blancos que sólo hacían que ensuciar la mítica del caballino.

Y los monos de los pilotos me parecen muy logrados, al igual que sus camisetas de calle; parece un intento de recuperar su italianidad, con esa bandera tricolor atravesando el pecho de los pilotos, después de años de "contaminación" germana e inglesa.

Lo mismo ha pasado con su cuerpo técnico. Los puestos importantes vuelven a estar en manos de italianos. Y se nota: a la primera carrera avería de una caja de cambios.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio