Una salida ridícula

Sin comentarios

Si no hubiera sido por el terrible accidente de Ernesto Viso las discusiones en torno a la primera carrera de la GP2 disputada hoy sábado en Magny Cours se habrían centrado en la ridícula salida protagonizada por Timo Glock y Andreas Zuber, compañeros en el equipo iSports y que ocupaban las dos primeras posiciones de la parrilla de salida.

Ha sido ponerse el semáforo en verde e irse el uno hacia el otro, como si no tuvieran otra intención que sacarse mutuamente de pista. Y lo han conseguido, se han ido los dos derechitos a la calle de boxes, con la peor parte para Glock que incluso ha estado a punto de sufrir un accidente grave, ya que el coche de su compañero le ha pasado muy cerca de la cabeza.

Deben ser de esos momentos en que un jefe de equipo al que le quede la mínima capacidad de vergüenza se debe decir "trágame tierra".

Temas
Comentarios cerrados
Inicio