Compartir
Publicidad
Publicidad

Sin españoles en la apelación del caso de espionaje

Sin españoles en la apelación del caso de espionaje
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La vista que tendrá lugar el próximo 13 de septiembre ante la Corte de Apelación de la FIA por el supuesto caso de espionaje que apunta directamente a McLaren, no tendrá finalmente presencia española entre los miembros del tribunal, ya que la propia FIA ha pedido al abogado Xavier Conesa que no acuda a la misma por su nacionalidad.

Ese día puede suponer un giro de 360º en el Mundial (esperemos que no se llegue a ese extremo), y la tensión se masca en el ambiente. Y habiendo tantas cosas en juego, el presidente de la FIA, Max Mosley, ha preferido cubrirse de la presión mediática que supondría una posible acusación de favoritismo, y es por eso que ha tomado la decisión de pedir cortésmente a Conesa que se retire del caso. Se especula sobre diversos motivos por los que se ha llegado a este punto. Que si presiones desde Italia, que si la relación de la FIA con la Federación Española es tirando a mala. Etc. Etc. Etc. No me importa el motivo real del porqué se ha llegado a este extremo, el asunto es que se ha llegado. Por miedo a la prensa, se ha decidido modificar un equipo de personas en el que la FIA tenía plena confianza como profesionales. Y eso para tomar una decisión importantísima. Desde el punto de vista profesional, un cero para la FIA. Ojo, que también entiendo que un español en el tribunal, como si hubiera un italiano, o un británico, da que hablar (el español con menos motivo, eso sí. Recordemos que las escuderías implicadas son británica e italiana). Pero por encima de su nacionalidad son profesionales, y además por eso son 5.

Los 4 miembros que sí estarán el 13 de septiembre serán un belga, un estadounidense, un portugués y un monegasco. El quinto será desvelado en breve. ¿Qué pasará si el voto de este quinto entrante es el que finalmente inclina la balanza hacia el extremo de sancionar a McLaren? Entonces sí que se podrá pensar mal, digo yo, porque manipular es “tocar algo”, y es lo que la FIA está haciendo, tocar un tribunal que ya estaba constituido. Y una reflexión más profunda: ¿qué importa la nacionalidad en este caso? ¿yo que soy español, no puedo ser ferrarista? ¿el portugués no puede tener una especial predilección por McLaren? ¿O es que por no existir una escudería portuguesa ese hombre no tiene sus preferencias? En fin, que la FIA está tratando a sus profesionales como si fueran unos aficionados más. Muy triste.

Vía | As

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos