Resumen Temporada 2008: Toyota F1 Team

Resumen Temporada 2008: Toyota F1 Team
Sin comentarios

Notable, impresionante, imprevista, ilusionante... son calificativos que se me ocurren para calificar la actuación de Toyota en Fórmula 1 este 2008. Su séptimo año en la categoría reina del automovilismo de velocidad. Varios años con resultados decepcionantes para la magnitud del fabricante que tenía la escudería detrás, el mayor presupuesto de toda la parrilla y un ligero atisbo de mejora en contadas citas del año pasado hacían comenzar este año con ultimátum: o se obtenían resultados o se planteaban muy seriamente retirarse de la Fórmula 1.

Las contadas actuaciones destacadas del año pasado, no cayeron en saco roto y la advertencia desde Japón tampoco. Si lo normal era que los Toyota fueran cerrando el pelotón u ocupando en todo caso las penúltimas posiciones junto con Minardi, Super Aguri, Honda Racing, Midland F1, Toro Rosso o Spyker, este año la imagen de la foto ha sido muy habitual. Ambos Toyota muy cerca el uno el uno del otro, luchando en la zona media del pelotón por los puntos, luchando por podios y casi acariciando la victoria, como el segundo puesto logrado por Timo Glock en Hungría. Algunos pensará que exagero. Al fin y al cabo estamos hablando de que sus dos pilotos Jarno Trulli y Timo Glock han terminado noveno y décimo respectivamente con Toyota quinta en constructores sólo por detrás de Ferrari, McLaren-Mercedes, BMW y Renault. Pero hemos visto como han pasado de como máximo lograr algún punto en alguna carrera, retirada de ambos monoplazas, o ser los últimos de la parrilla a terminar este año casi todas las carreras y llevándose puntos a la saca. Un gran número de ellas con ambos monoplazas en zona de puntos. Y lo que es para mí la guinda: con un piloto que es todo experiencia como Jarno Trulli, y uno de los novatos del año al que muy poquitas veces se la ha referido durante el año como tal: Timo Glock.

Como no podría ser de otra forma, la inexperiencia en F1 de Timo Glock se tuvo que dejar notar, como a cualquier novato y es el que más casilleros a cero ha recolectado en el año. - no quiero señalar a nadie -. Pero no por ello sin destacar. En muchas ocasiones ha resultado ser un hueso duro para muchos rivales, peleando en posiciones de privilegio. Y también ha sido protagonista en su primer año de situaciones difíciles y acongojantes como el accidente sufrido en la primera carrera del año, en Melbourne cuando en una curva de las más rápidas del circuito los brazos de la suspensión de una de las ruedas traseras rompieron. Pero sin lugar a dudas el novato ha brillado en muchas ocasiones. Siendo la más descatable el segundo puesto en Hungaroring.

Jarno Trulli también ha experimentado una gran mejoría, y su experiencia de viejo zorro ha marcado la diferencia con su jovencísimo compañero de filas. En varias carreras se las ha visto de tú a tú con McLaren, BMW y Ferrari en pista, lo que unido a su fama de piloto correoso estoy seguro que a más de uno lo ha hecho sudar más de lo que se esperaba. Ir uno armado con una de las mejores armas de la parrilla, encontrarte de un año para otro un coche que sólo suponía alguna pequeña molestia en caso de doblarlo que ahora te está cerrando el paso y poniéndote la cosa difícil tiene que ser como poco desconcertante. No hablemos si encima te ves en la posición clásica del sandwich... uno delante, y el otro atrás que no para de enseñarte la nariz.

Hace poco saltaban rumores de la posible marcha de Toyota, siguiendo los pasos de Honda. Desmentidos a las pocas horas por la propia Toyota. Y esperemos que así sea y pueda seguir siendo. Este 2008 ha sido todo un balón de oxígeno y gratas satisfacciones para el equipo que seguro que ha influido muchísimo en su moral, factores que se notan más tras tanto tiempo con rumbo perdido y sería una pena no poder ver una posible línea ascendente en su trayectoria. Puede estar orgullosa Toyota de ser uno de los participantes que han experimentado una más notable mejora este año.

Bueno, no puedo terminar este resumen de la temporada de Toyota sin mencionar la que habrá sido la nota más amarga de la temporada: la pérdida de Ove Andersson, el que fuera durante bastante tiempo responsable de la división deportiva de Toyota en Europa y director técnico de la escuadra de Fórmula 1 en sus primeros años. Seguramente a él le habría resultado el doble de gratificante lo acontecido este año en la escuadra euro-nipona con sede en Colonia.

En Racingpasión | Resumen Temporada 2008

Temas
Comentarios cerrados
Inicio