Compartir
Publicidad
Publicidad

Peugeot Sport habla de su pasado, presente y futuro deportivo

Peugeot Sport habla de su pasado, presente y futuro deportivo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se puede decir que ha sido un año bastante fructífero para Peugeot Sport tras la salida por la puerta de atrás del automovilismo hace algo más de 18 meses. La firma del león dejaba Le Mans prácticamente de la noche a la mañana tras unos números de ventas horrorosos que les obligaba a recortar al máximo los costes. A principios de año se tomaba la arriesgada decisión de volver a Pikes Peak y todo salió completamente rodado.

Así lo confirma Bruno Famin en una interesantísima entrevista concedida a los italianos de Omnicorse. El director de Peugeot Sport asegura que la rentabilidad que se le ha sacado al proyecto de la carrera hacia las nubes ha sido máxima para una inversión mínima, casi “ridícula”. Un proyecto que nació con el único objetivo de mantener el departamento de competición de la marca gala vivo y aprovechando la experiencia en Le Mans y que la subida a Pikes Peak ya estaba completamente pavimentada.

Peugeot Sport

Sin embargo, lo más sorprendente de la historia no es eso, sino el nombre en el que Famin pensó para llevar el Peugeot 208 T16 Pikes Peak hasta la cumbre del mundo. Como ya hemos hablado en otras ocasiones, Loeb no fue la primera opción. En lugar del nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes, se pensó en el piloto italiano Paolo Andreucci, que lleva años corriendo junto a Peugeot Italia y que ha ayudado en el desarrollo de varios modelos de la firma. Sin duda sorprendente.

Bruno Famin no se ha cortado un pelo y ha afirmado que Sébastien Loeb es quizás el piloto más exitoso del mundo (los nueve entorchados no dejan lugar a dudas) pero no es el más rápido. El galo tira de historia y dice preferir a pilotos de otras épocas, como Walter Röhrl, para él un piloto excepcional que consiguió el hito de lograr la victoria en Montecarlo con cuatro marcas distintas. Tampoco ha ocultado que la colaboración entre Peugeot y el alsaciano pudo producirse mucho antes, en 2010, cuando a punto estuvo Loeb de disputar las 24 Horas de Le Mans con uno de sus LMP1.

Peugeot Sport

En cuanto al futuro, además de la posible vuelta a Pikes Peak en 2014, esta vez sin la presencia de Sébastien Loeb que parece no estar interesado tras haber conseguido la victoria, Peugeot Sport está 100% centrada en el desarrollo del 208 T16 R5. La marca seguirá con la misma estrategia que con los S2000 y no creará un equipo oficial para competir en el ERC o en el WRC. En lugar de ello, se les prestará apoyo y soporte a equipos clientes para participar en los diferentes campeonatos nacionales y en el europeo.

Famin ha sido preguntado por las otras categorías, pero tampoco ha querido desvelar mucho del futuro de la sección deportiva. No ha ocultado que el regreso de Porsche a la resistencia es algo tentador ya que se podrían plantear intentar batir a los alemanes, sin embargo, en Le Mans sólo vale ganar y ha recordado que en 2011 los prototipos del león terminaron segundo, tercero y cuarto y aun así quedaron como unos absolutos perdedores. El director de Peugeot Sport se quiere dar dos o tres años de margen antes del regreso a un campeonato como el WEC, pero mientras tanto no oculta la posibilidad de disputar carreras sueltas como Pikes Peak o incluso el regreso al Dakar. Sobre esta última fue preguntado, pero los compañeros de Omnicorse tan sólo recibieron un silencio como respuesta.

Vía | Omnicorse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos