Compartir
Publicidad
Publicidad

Hamilton intenta lavar su imagen

Hamilton intenta lavar su imagen
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya lo decíamos el pasado domingo: a la larga, el que iba a salir peor parado de lo acontecido el sábado en Hungría iba a ser Lewis Hamilton. Y que mejor prueba para comprobarlo que lo que hemos vivido esta tarde. Hamilton se ha visto tan vapuleado en los medios que se ha visto obligado a lanzar un comunicado. No sólo ha declarado que no está en guerra con Alonso, sino que dice que ya han hablado y que pretenden verse durante sus vacaciones. Vamos, que Lewis cree que nos tragamos que todo ha quedado ya resuelto.

Y lo que es aún más llamativo, Hamilton ha tenido que forzar a su escudería, en una actuación sin precedentes, a sacar un comunicado en el que McLaren niega que el piloto usase la palabra "fuck" durante su discusión con Ron Dennis. Sí, posiblemente no usases esa, pero el diccionario es amplio... Además, para mí no es tan grave usar unas palabras gruesas en un momento de tensión como apuñalar a tu compañero de equipo desobedeciendo las órdenes de equipo o yendo de acusica a la FIA.

Que es lo que traslucen tanto sus palabras como las de su equipo. Pues que Lewis se ha dado cuenta de que la realidad no la marcan ni la FIA ni los tabloides ingleses. Jordan, Mansell, Irvine, Alesi, periodistas ingleses (pero de los serios), son muchas ya las voces que se han pronunciado contra su comportamiento. Incluso si se visitan foros, son abundantes las opiniones que censuran su comportamiento del sábado, y muchos también los que dicen que la FIA le favorece con decisiones sin precedentes. Lewis tiene miedo que su imagen de "nice guy" se venga abajo.

Mientras tanto, Alonso permanece tranquilo y de vacaciones, sin abrir la boca, porque sabe que él no es quien tiene que dar explicaciones, y que sólo tiene que dejar pasar el tiempo para que la situación venga al terreno que le favorece. En la guerra y en una competencia de igual a igual lleva las de ganar.

Lo que es preocupante es ver a McLaren perder el culo por sacar un comunicado que le dé un espaldarazo a su chico díscolo. No sólo no le reprenden o sancionan por su comportamiento, sino que intentan disculparle. Tenía razón Alonso y su entorno, por mucho que les haya hecho, McLaren nunca va a ir contra su niño, es como un hijo al que se le disculpa todo. Pero por lo menos hay un avance: reconocen que sacan el comunicado requeridos por Hamilton, y no por propia iniciativa.

Vía | el mundo Comunicado McLaren | McLaren

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos