Publicidad

Carlos Sainz, ¿a la tercera va la vencida?

Carlos Sainz, ¿a la tercera va la vencida?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Carlos Sainz está a punto de tomar parte en la que será su tercera participación en el Dakar, y esta vez viene respaldado por el título conseguido en el Campeonato del Mundo de Raids. Sin lugar a dudas, haciendo bueno el dicho popular, a la tercera tiene que ser la vencida, y de esta forma tendríamos de una vez por todas un español ganador en la categoría de coches del Rally más duro del mundo.

En una entrevista concedida al diario As, Sainz confirma sus aspiraciones: "Este año espero luchar por la victoria, quiero ganar con un Volkswagen diésel. Pero sigo siendo humilde y prudente porque no tengo la experiencia necesaria y sé que aún debo aprender muchas cosas sobre África y el desierto". A parte del reto que ya supone de por sí imponerse en el Dakar, hacerlo con un Volkswagen Race Touareg sería mucho más meritorio, si tenemos en cuenta que desde que ganara el Buggy Schlesser-Renault en el 2000, el resto de años, el Dakar ha sido vencido por un Mitsubishi Pajero. Carlos Sainz ya ha aprendido que la base para imponerse en el Dakar es la fiabilidad: "El año pasado teníamos el coche más veloz y fuimos los que más etapas ganamos, pero el Dakar lo venció Peterhansel". Además de su gran rival para el título, Stéphane Peterhansel, Carlos ve como posibles rivales también a los "BMW y los Mitsubishi". Pero una cosa la tiene bien clara: su participación en 2009 no es segura: "Lo decidiré tras la prueba y de una manera muy meditada".

Sobre la edición más arenosa de este año, Sainz asegura que "más especiales en Mauritania no me benefician, pero si quieres ganar hay que ir bien en todas partes". Y preguntado del por qué va tan rápido en las etapas en Marruecos, ya que hay gente que lo considera innecesario y perjudicial para las posteriores etapas largas en Mauritania, Carlos no se corta: "Lo voy a hacer igual. Cada año el coche ha llegado intacto, no le he golpeado ni le he hecho daño, esas críticas no sé a qué vienen".

Para Carlos, el Dakar es "ante todo aventura, pero también competición", asegurando que eso "te enseña a ser humilde, que nada es seguro y a afrontar las cosas con cautela, con respeto a la prueba y al desierto".

Vía | As

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir