Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Qué es el matcha (si aún no lo conoces) y por qué es bueno tomarlo si vas a coger el coche

Qué es el matcha (si aún no lo conoces) y por qué es bueno tomarlo si vas a coger el coche
0 Comentarios
Publicidad


image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Si oímos hablar de té matcha, seguramente se nos vengan a la cabeza esas imágenes de Instagram de tazas rebosantes de brillante espuma verde. Es posible incluso que hayamos tomado en alguna cafetería de las modernas una taza de matcha latte, quizás la forma de tomarlo más común en el mundo occidental.

Pero el té matcha es a la vez más sencillo y más complejo que todo eso; podemos prepararlo tranquilamente en casa o hacer de ello un auténtico ritual. También por sus propiedades está cada vez más recomendado para llevar una dieta saludable e incluso para combatir el estrés o conducir largos trayectos. No descartemos llevar en nuestros viajes una botella de té matcha.

Un té muy especial

El matcha se obtiene del té verde común (existiendo variedades locales de Japón), aunque su cultivo y elaboración difiere de otros tés. Las plantas se protegen del sol para ralentizar su crecimiento y aumentar la presencia de aminoácidos y otras sustancias; el intenso tono de su color también es consecuencia de esta forma de cultivo. Tras la recolección, las hojas se secan pero, en vez de ser picadas como en las infusiones, se muelen concienzudamente para obtener el suave polvo que ya conocemos. Con él se preparan la gran variedad de bebidas que podemos encontrar en muchos establecimientos, pero también sirve como ingrediente en muchas recetas, principalmente de repostería.

El matcha efectivamente procede de Japón, aunque se cree que es originario de China y que fueron los monjes budistas quienes lo introdujeron en las islas. Las leyendas le atribuyen el mérito de su éxito al monje Myoan Eisai, fundador del budismo zen y que descubrió que el matcha le ayudaba en sus meditaciones. En sus libros lo describía como mantener un estado simultáneo de "alerta y calma", una dualidad que recogería la filosofía zen y que calaría en toda la cultura japonesa. Hoy muchos japoneses tienen asumida la filosofía zen y afrontan sus tareas cotidianas con "alerta y calma": cuando preparan el sushi, cuando limpian su hogar, cuando conducen de forma sosegada sus automóviles híbridos (¡de Toyota, por supuesto!).

Toyota Matcha 02

El matcha, ¿la nueva superbebida?

Aunque el consumo de matcha en occidente es eminentemente lúdico, cada vez es más recomendado por los expertos por sus beneficios para nuestra salud. Contiene todos los antioxidantes, vitaminas y nutrientes propios del té verde, pero su aportación es mucho mayor; mientras que con los tés comunes desechamos la bolsita con la picadura, con el matcha consumimos directamente toda la hoja. Se calcula que tomar una taza de té matcha equivale en aporte nutricional a 10 tazas de té verde.

El matcha también gana enteros como complemento para conducir y mantenernos hidratados al volante. Por un lado, supone una excelente alternativa a los refrescos tradicionales, tan cargados de gas y azúcares; en este artículo de El País ya trataron de desmitificar el supuesto efecto beneficioso de la glucosa a la hora de conducir, así como su capacidad de saciar la sed. Además, es un acelerante del metabolismo (hasta un 40% en la termogénesis), por lo que nos podría ayudar a hacer la digestión con las comidas más pesadas y reducir la somnolencia que nos entra tras las comidas.

Estado zen, también al volante

Para nuestros viajes largos, el café o la bebida energética de turno se ha hecho casi imprescindible. Es cierto que la cafeína nos ayuda a mantenernos despiertos, y aquí el matcha parece no ser rival: En una taza de té preparado con agua tendremos la mitad de cafeína que en un espresso de cafetería. Pero el matcha guarda un as en la manga, y se llama L-Teanina (aquí en Vitónica nos lo explican muy bien). Este aminoácido, que por separado se utiliza para tratar la ansiedad, ayuda a prolongar el efecto de la cafeína en el tiempo, pero sin potenciarlo; y como la cantidad de cafeína del té es menor, tendremos menos riesgo de sufrir esos terribles "bajones" que nos dan cuando se nos pasa el efecto del café.

Toyota Matcha 03

La bloguera Rie Tulali compara en este artículo sus impresiones al hacer un viaje consumiendo solo la bebida energética Monster, y otro bebiendo únicamente té matcha. Durante el primero se sintió efectivamente despejada y eufórica durante buena parte del trayecto, pero alternando con momentos de ansiedad por llegar a casa y de agotamiento cuando el efecto de la cafeína decaía (lo que ella llama "caffeine crash"). En el segundo caso, no sintió esa euforia pero sí bastante seguridad al volante, sin grandes cambios en su estado de ánimo ni bajones de cafeína. Ella lo describe (en inglés) con palabras como "despierta", "atenta", relajada"... ¿Nos suena de algo? Efectivamente; el estado simultáneo de "alerta y calma" al que se refería el monje Eisai se debía al efecto de la L-Teanina en la cafeína.

La experiencia más allá del matcha

El té matcha es el que se utiliza habitualmente en la famosa ceremonia del té. Esta celebración supone una auténtica fiesta, pero no en la línea de los festivales matsuris, sino que tiene un carácter más privado. Básicamente consiste en prepararle té a tus invitados de una forma más tradicional, pero hay detalles que lo hacen muy especial y que reflejan el carácter de los japoneses: la humildad al entrar arrodillados al salón del té, la exactitud en las cantidades de agua y té, el respeto que se muestra al limpiar y girar la taza a tus invitados… Valores que hoy reconocemos universalmente en figuras e instituciones niponas de todos los ámbitos, incluída la propia Toyota.

Para hacernos una idea de lo que supone la ceremonia del té, podemos recordar la escena entre Daniel y Kumiko de la mítica Karate Kid II, algo cargada de hormonas adolescentes. Una referencia más actual es el capítulo "Ichi-Go Ichi-E" de la excelente serieMozart in the Jungle; Ichi-go Ichi-E es un concepto que se introdujo en la ceremonia del té en el siglo XVI para dotarla de mayor misticismo, y que significa "Un encuentro, una oportunidad". En este sentido, la ceremonia del té se plantea como un viaje en el que el destino es llegar hasta tu invitado.

Toyota Matcha 04

La ceremonia del té, en nuestro coche y nuestro hogar

Para nuestro viaje en coche en cambio, podemos preparar nuestro té matcha de una forma más sencilla. Como explicábamos más arriba, la forma habitual es diluirlo en agua caliente a punto de ebullición; si nos gusta más suave (método Ushua) basta con añadir una cucharadita por taza, pero si nos gusta más espeso e intenso (método Koisha) podemos echarle hasta tres o cuatro. Para conseguir un té matcha más auténtico, podemos adquirir los utensilios típicos para su elaboración: la cucharilla o Chasaku, ideal para medir la cantidad, y el batidor de bambú o Chasen, excelente para disolver el polvo y conseguir esa espuma tan característica. En este WikiHow nos enseñan como utilizarlos.

También podemos preparar nuestro té matcha con leche, con hielo o combinado con zumos y batidos; en las cafeterías nos lo venden con nombres modernitos como matcha latte, smoothie o frappé, pero no serán muy diferentes al que nos podamos preparar en casa. Al estar molido, es muy fácil de usar como aditivo, también para repostería; en Directo al Paladar hay varias recetas para hacer bizcocho, muffins o barritas. Para nuestro viaje, podemos llevar nuestro té matcha en un termo o una botella (si lo queremos como un refresco) y acompañarlo de algún dulce que hayamos preparado. Si vamos a bordo de nuestro Toyota y ponemos algo de J-Pop en el equipo de música, casi nos sentiremos en las autopistas de Japón.

Imágenes | iStock: Svetlana-Cherruty, Tatyana Berkovich, nensuria, Yue_.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio