Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Por qué este mítico coche japonés aún no está en España?

¿Por qué este mítico coche japonés aún no está en España?
14 Comentarios
Publicidad


image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Incluso los más eruditos en el mundo de los automóviles, que cuentan con un gran bagaje del parque automovilístico en su acotado segmento de los coches les suene a chino. Hablamos de la Piaggio Porter, un pequeña gran furgoneta pensada para el transporte de mercancías, cuya versatilidad y reducido tamaño la convierten en un vehículo ideal para uso en portes comerciales urbanos.

Perteneciente al segmento de los Mini Truck o camiones clase Kei, que viene a ser un pequeño y práctico camión disponible con tracción trasera o en versión 4WD, este modelo fue construido para satisfacer las necesidades de los japoneses de contar con vehículos ligeros. Desgraciadamente y a pesar de su bajo consumo, mantenimiento y coste y servir de gran ayuda para todo tipo de actividades, España no es un país que lo promocione ¿Quieres saber el por qué?

Este curioso kei car cuenta con 22 años a sus espaldas desde que se comercializara en 1995

La Porter es de esos vehículos de nicho que prácticamente no tienen comparación, cuyas principales características son sus reducidas medidas, como así lo demuestran sus 3,37 metros de longitud y 1,39 metros de anchuras. Peculiar imagen. Precisamente su principal arma se encentra en sus cotas exteriores y su considerable capacidad de carga, superior a la de sus rivales como así lo demuestran los 650 y 850 kilos, toda una considerable cifra teniendo en cuenta su tamaño y peso.

Sencillo, barato y económico

Aunque esta no es una furgoneta cualquiera, pues cuenta ya con nada más y nada menos que la friolera de 22 años a sus espaldas. Cuando Piaggio decidió fabricarla en 1995 pensó en lanzar un vehículo comercial ligero, que fuera económico y muy utilizable para el uso diario. Por ello, no buscó ningún tipo de floritura, sino algo sencillo, barato y económico, que es verdaderamente lo que funciona en su segmento.

Además dispone de muchas variantes, como vehículo de uso comercial que es, para adaptarse a las diversas necesidades que encontremos. Cuenta con una gama de modelos para satisfacer cualquier opción de transporte: Porter plataforma, volquete de plataforma plana, furgón, furgón acristalado y chasis-cabina. Incluso existen hasta 50 equipamientos ideales para el sector privado con caja isotérmica, de aislamiento, plataforma trilateral y para el público: recogida de residuos, cesta móvil aérea, bomberos o policía municipal, entre otras.

Actualmente la gama Porter consta de dos versiones: una Porter con un peso total autorizado (MMA) de 1,5 toneladas y una carga mínima de 650 kg y una versión Porter Maxxi con un peso total de 1,7 toneladas y una carga máxima de 850 kg.

Piaggio Porter Electric Power

Incluso con versión eléctrica

Esta curiosa y simpática furgoneta ha sabido adaptarse a los tiempos, incluyendo en la actualidad hasta una versión con propulsor eléctrico: Porter Electric Power. Dicha versión entrega una potencia de 15 CV 96 V y es posible recargarlo tanto en un enchufe de 3 kW como en uno de 1,5 k, utilizado en el ámbito doméstico, a través de un adaptador Schuko. Su ciclo de carga es de 8 horas y cuenta con una autonomía de 80 kilómetros y una velocidad máxima de 55 km/h.

La versión dotada de motor de combustión recurre a un cuatro cilindros gasolina MultiTech 1.299 cc de 82 CV y un par motor de 112 Nm. Dicha mecánica se encuentra disponible en tres soluciones de energía: la recién comentada de gasolina, otra con gasolina más LPG – denominada Eco-Power – y una GNC con gasolina y metano denominada Green-Power.

Cuando el pasado año Toyota adquirió Daihatsu tenía el objetivo de beneficiarse de la experiencia adquirida por el también fabricante japonés en el desarrollo de los coches pequeños, especialmente en el sector de los Key Car.

Toyota busca de ser una referencia con este tipo de vehículos en el jugoso mercado de los kei cars

De esta manera, Toyota se centrará en tomar una mejor posición en los mercados emergentes en los que Daihatsu tiene una fuerte presencia, mientras que éste último podrá volver a contar con mercados que tuvo que abandonar, como es el caso de Europa y EEUU, principalmente, debido a sus bajas ventas para, de esta manera, volver a tomar su posición como fabricante global. Toyota también busca, en menor medida ser toda una marca de referencia en este jugoso mercado a nivel local.

Daihatsu también aportará a Toyota su enorme experiencia adquirida con el paso de los años en la integración de la tecnología en vehículos de formato tan pequeño como los Key Cars, que servirán de base para los futuros híbridos en formato pequeño de la marca y en la mejor integración de sistemas como la adopción de mayores baterías y en el desarrollo de habitáculos más grandes en coches pequeños.

Toyota también se servirá de la fortaleza estratégica de Daihatsu en la comercialización de este tipo de vehículos, cuya demanda está en auge en los países emergentes como China, India, Turquía y Brasil, entre otros.

Piaggio Porter

Un vehículo incombustible

Lejos de perder su nombre, la Porter se seguirá vendiendo bajo la marca Daihatsu, dado que esta marca subsidiaria de Toyota, domina en la actualidad un tercio del mercado de los minivehículos, conocidos como aquellos con motores de menos de 660 centímetros cúbicos.

Cabría preguntarse si España está cada vez más cerca de estos pequeños coches de menos de 600 cc, de 3.400 m de altura, 1,48 metros de anchura y 2,0 metros de altura y cuya potencia máxima no debe exceder de 64 CV, según la regulación establecida en 1998 por el gobierno nipón, se implanten de forma masiva. Para empezar necesitaríamos una regulación que prime directamente a la categoría de coches pequeños y ligeros, tal y como tiene Japón. Aunque los hemos tenido, no han logrado cuajar a nivel de ventas.

Además, sería interesante incentivar la adquisición de este tipo de vehículos a través de ventajas a nivel impositivo. Entonces, ¿por qué no se deciden a dar el primer paso? El primer problema con el que se encuentran es el de tener que incrementar el tamaño de los motores. Además, a la hora de importar es un problema, pues solo en transporte y costes de homologación se pierde rendimiento al producto.Seguro que Toyota tiene la solución.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio