Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Los 7 millones de yenes que compraron uno de los 1.000 coches retro

Los 7 millones de yenes que compraron uno de los 1.000 coches retro
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

¿Puede la revisión de un mito convertirse en otro mito? El Toyota Origin nació con afán de exclusividad (mil unidades fabricadas, 7 millones de yenes de precio, un diseño impecable) y una premisa: emular a uno de los modelos más emblemáticos de Toyota y rememorar el espíritu de los años 50 que marcaron el inicio del vehículo moderno.

Origin: un coche de celebración y homenaje

El Toyota Origin se concibió como una celebración por los 100 millones de vehículos producidos por Toyota en su historia. Para ello se pensó en lanzar en Japón una edición limitada de 1.000 unidades (aunque finalmente fueron entre 1.027 y 1.071) dirigidas al público más fiel (o más adinerado, si se piensa). No en vano, el Origin llegaría a costar 7 millones de yenes, más de 50.000 euros, una cifra nada asequible para el japonés medio de la época.

Toyota entendió que debía homenajear al Crown

El Origin también fue concebido como un homenaje a sus orígenes (valga la redundancia, y de ahí el nombre de este modelo). Y aunque éstos se remontan al Toyota AA, la compañía entendió que debía homenajear al Crown, el modelo que marcó el inicio de la industria automovilística japonesa moderna. Fue con este modelo con el que Toyota se animó a entrar en el mercado norteamericano, con treinta unidades del Crown RS que llegaron a Los Ángeles en 1958.

El Crown es a día de hoy uno de los modelos más fabricados por Toyota, especialmente en Japón, donde ha sido uno de los principales vehículos utilizados por la policía, el gobierno y las compañías de taxis. Se trata de un sedán de lujo que ha ido renovándose en cada generación hasta nuestros días, conservando siempre la distinción y el lujo contenido que lo hicieron el coche favorito de ejecutivos y hombres de negocio.

Toyota Crown

Es precisamente ese espíritu de distinción del primer Crown el que se quiso emular en el Origin, siendo diseñado como una moderna berlina de look retro incluso con una versión similar a la forma del modelo M. El ensamblaje de las unidades tuvo lugar de forma casi artesanal en las instalaciones de Kanto Auto Works, que también fueron autores del lujosísimo Century destinado a la familia imperial japonesa.

Así, el Toyota Origin fue finalmente lanzado en el año 2000 en edición limitada de 1.000 unidades (en principio) y con el precio de salida inicial de 7 millones de yenes.

Traer los años 50 al siglo XXI

Como decimos, el diseño del Origin está directamente inspirado en el Crown de los años 50. Sin embargo, fue construido utilizando la misma plataforma que el Toyota Progrès, un sedán de lujo vendido en Japón entre 1998 y 2007. De este modelo el Origin también hereda el motor de seis cilindros en línea de la familia Toyota JZ, en versiones de 2.5 y 3.0 litros.

El Origin heredaba el motor de seis cilindros en línea con versiones en 2.5 y 3.0 litros

De hecho, el Origin sería uno de los últimos modelos en montar este tipo de motores. Por su mayor cilindrada, sus propietarios japoneses están obligados a pagar una mayor tasa en el impuesto de circulación de su país. Las propias dimensiones del coche no ayudan, ya que exceden las regulaciones del gobierno nipón y sitúa así al Origin en el segmento D, más gravoso.

El Origin también se caracteriza por otros elementos menos usuales en los vehículos actuales pero que rememoran directamente el diseño del Crown, como las luces traseras, el pilar trasero inclinado hacia atrás o las puertas traseras de apertura inversa, que dan un fácil acceso a una elegante cabina completamente forrada en cuero. Eso sí, tampoco faltaban los últimos avances de la época, como el navegador GPS o el control de crucero guiado por rádar.

Toyota Origin 04

Un pedazo de historia al alcance de la mano

Podría decirse que el Origin puede constituir una joya de coleccionista a pesar de ser un modelo relativamente reciente. Sin embargo, a pesar de haberse fabricado poco más de mil y de haberse distribuido exclusivamente en Japón, no es difícil encontrar unidades de segunda mano en venta (podemos encontrarlos desde 15.000 dólares). Incluso podemos encontrar alguno en subasta y probar suerte con una puja. Eso sí, la mayoría son importados desde Japón, con los gastos que ello acarrea. Pero, ¿qué importa eso si podemos conducir un pedazo de la historia del automóvil?

Toyota Origin 01

Imágenes | Wikipedia/Kuha455405 | Wikimedia/S-8500 - S-8500 | Wikipedia/Mytho88 |

En Espacio Toyota | Cómo distinguir un coche fabricado en Japón a simple vista

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos