Compartir
Publicidad

Electrónica centralizada vs distribuida, he ahí la cuestión de Siemens

Electrónica centralizada vs distribuida, he ahí la cuestión de Siemens
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años hemos visto como la electrónica ha irrumpido con mucha fuerza en el mundo del automóvil: sistemas de gestión del motor, sistemas de seguridad, sistemas de diagnóstico, sistemas de entretenimiento... los coches de hoy en día vienen cargaditos de tecnología. Sin embargo el esquema que se emplea en la actualidad consiste en usar nodos independientes (centralitas) distribuidos por el coche, cada una con una función específica y que se comunican entre sí mediante buses como ya os contamos en su día.

Esto está muy bien, pero Siemens piensa que en el futuro los coches deberían emplear sistemas centralizados. Es decir, que haya un sólo punto con mucha inteligencia que se encargue de todas las tareas del vehículo, desde la inyección de combustible del motor, pasando por la gestión del climatizador hasta calcular la ruta óptima en el navegador del GPS. Sería un ordenador central con mucha potencia de cálculo.

El programa de Siemens se llama RACE, acrónimo de Robust and Reliant Automotive Computing Environment for Future eCars (Entorno de computación fiable y seguro para los coches del futuro). Esta nueva forma de plantear la electrónica en el automóvil tiene interesantes ventajas.

siemens-race-2.jpg
Esquema de las centralitas electrónicas que puede contener un automóvil moderno

Para empezar se simplificaría la electrónica del vehículo. Un modelo moderno puede tener más de 70 centralitas repartidas por la carrocería, y todas ellas cableadas adecuadamente para que puedan comunicarse. Todo eso desaparecería con un diseño centralizado.

Siemens también piensa que el software que corra en ese ordenador central debería de ser estándar y común en diversos vehículos. Esto le permitiría a los desarrolladores crear nuevos programas y aplicaciones de forma fácil y rápida para los coches. Estos programas serían de muy diversa índole desde nuevas aplicaciones de entertenimiento hasta actualizaciones de los sistemas de seguridad.

Por último cabe destacar que un sistema electrónico centralizado sería más recomendable para la conducción autónoma, algo que ya está en el punto de mira de varios fabricantes. La conducción autónoma implica la recogida y el procesado de enormes cantidades de datos de varios sensores, tomar decisiones en función de estos datos y enviar las respuestas a los actuadores correspondientes (dirección, motor, frenos...).

siemens-race-1.jpg

Si todos los "actores" implicados dependen únicamente de un solo ordenador se simplificaría enormemente el sistema ya que se eliminaría toda la complicada comunicación entre las diferentes centralitas que compondrían el sistema.

De todas formas no todo son ventajas. Un ordenador que se encarga de todo podría "sobrecargarse" de trabajo y hay tareas que han de realizarse en tiempo real con unos retardos de milésimas de segundo. Imaginad lo que pasaría si el programa que se encarga del control de estabilidad tiene que esperar unos segundos a ser procesado en CPU porque hay otra cosa por delante de el.

Hay tareas muy específicas para las que es mejor emplear una centralita específica sólo para ellas, normalmente todas las relacionadas con sistemas de seguridad, porque en estos sistemas no puede haber fallo ni retraso alguno.

Esta tecnología no está tan lejos como parece. Siemens va a empezar a hacer pruebas con vehículos de calle a finales de este año y confían en que las ventajas de esta nueva forma de hacer las cosas se acabe implantando en la industria automotriz dentro de no mucho tiempo.

Vía | Inside EVs
En Motorpasión Futuro | Siemens electrifica una autopista en los Estados Unidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio