Compartir
Publicidad

El TÜV confirma que el BMW i3 genera menos emisiones durante su vida útil

El TÜV confirma que el BMW i3 genera menos emisiones durante su vida útil
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De acuerdo con un informe de inspección técnica del TÜV SÜD alemán, conforme a la norma ISO 14040/14044 de ciclo de vida, este organismo alemán certifica que el coche eléctrico BMW i3 puede emitir durante su ciclo de vida útil entre un 30 y un 50% menos de gases de efecto invernadero que un coche convencional (de motor de combustión interna).

De este tema hay todavía bastante debate, y hemos intentado arrojar algo de luz siempre que hemos podido. Por ejemplo Mitsubishi ya habló de la eficiencia y emisiones del pozo a la rueda de su coche eléctrico i-MiEV, y Renault publicó una comparativa de todos los impactos ambientales, además de CO₂, de su coche eléctrico Renault Fluence Z.E. comparado con un Fluence de gasolina y un Fluence diésel.

Menos CO₂ por uso, menos CO₂ global

Incluso nosotros mismos hablamos de este tema, indagando en el sistema eléctrico español, para contaros cuánto CO₂ por km emite un coche eléctrico en España. Del pozo a la rueda, y considerando pérdidas (por transporte, recarga y batería): la mitad que un coche diésel similar.

Es importante precisar que las emisiones de un vehículo eléctrico, ya sea por km (uso), ya sea de su ciclo de vida completo (desde la fabricación y hasta el reciclaje final), dependen de las fuentes de energía que se hayan empleado para generar la electricidad consumida. En España por ejemplo son interesantes porque casi la tercera parte de la electricidad que consumimos se genera con energías renovables (datos de REE para en el año 2012).

Como vimos en el informe del Renault Fluence Z.E., considerando el ciclo de vida completo, el coche eléctrico genera más emisiones durante su fabricación, pero luego lo compensa a lo largo de su uso porque genera muchas menos, y finalmente, de manera global las emisiones son menores.

En el caso del BMW i3 y del informe del TÜV el 30% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero se produce al considerar que la energía eléctrica consumida durante el uso del coche responde al mix eléctrico europeo (UE-25). Si se considera electricidad generada exclusivamente con fuentes renovables la reducción es del 50%.

Además del uso, tal y como nos explicó BMW en la presentación estática del BMW i3 en Madrid, la marca alemana ha cuidado bastante la energía que se consume en las fábricas de componentes y de producción del modelo, y que viene de fuentes renovables, como hidráulica y eólica. Y también ha cuidado el utilizar materiales reciclados, de origen renovable (madera fibras de cáñamo, lana) y que sean reciclables.

Vía | Green Car Congress En Motorpasión Futuro | Nuevo BMW i3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio