Compartir
Publicidad
Publicidad

e-smartConnect: Volkswagen desarrolla su propia recarga robotizada

e-smartConnect: Volkswagen desarrolla su propia recarga robotizada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de 2015 conocíamos que Tesla Motors trabajaba en un sistema de recarga automática mediante la utilización de un brazo robótico. La idea consiste en desarrollar una tecnología que localice la posición de la toma de corriente del coche y enchufe por sí solo la manguera. Pues bien, a día de hoy hemos sabido que Volkswagen se encuentra sumergido en un desarrollo similar bajo el nombre de proyecto e-smartConnect.

El fabricante alemán apunta algo que no dijimos entonces, que es que para los modos de recarga ultra-rápida que vislumbran sus siguientes generaciones de baterías se requerirán potencias muy elevadas (de entre 80 y 150 kW señalan los alemanes, o más), algo que es posible con el sistema de carga por corriente directa corriente continua. No obstante, el peso y la rigidez de los cables no hace posible un manejo propiamente humano del asunto.

De ahí la intención de Volkswagen de robotizar el proceso. Para el sistema e-smartConnect el fabricante se vale de los servicios de LBR iiwa de Kuka, uno de las principales compañías en el sector de la robótica. Tanto el robot como la compañía han venido aplicando sus esfuerzos y soluciones a los procesos de producción en la industria del automóvil, de forma más concreta en las cadenas de montaje.

El proceso de automatización requiere que el enchufe CD del vehículo esté posicionado dentro de un área de 20 x 20 centímetros, y por tanto, es necesaria la comunicación entre las dos unidades. Esta se logra gracias a la transmisión de datos entre vehículo y estación, los sistemas de asistencia del coche y una cámara montada sobre el dispositivo de retención del robot. Según el fabricante, la conexión se consigue de forma precisa sin necesidad alguna de intervención humana.

Sobre la mesa nos quedan varios interrogantes, como las fechas en las que Volkswagen piensa comenzar a aplicar el sistema, y si de hacerlo, afectaría a la llegada de los sistemas de recarga inalámbrica. El fabricante apunta la compatibilidad con otro proyecto de automatización del aparcamiento y la recarga bautizado como V-Charge.

Del mismo modo, lo que también hace Volkswagen es posicionarse en una cifra de autonomía de 500 kilómetros para la próxima generación de sus coches eléctricos (100 kilómetros menos de lo que esperan en 2020, en teoría).

En Motorpasión Futuro | Volkswagen levantará 12.000 puntos de recarga en sus centros de trabajo, Volkswagen busca un diseño único de baterías para eléctricos con el que reducir un 66% los costes de producción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos