Compartir
Publicidad
Publicidad

Los rusos ahora se dedican a jugar al curling con coches viejos, y el resultado es... impactante

Los rusos ahora se dedican a jugar al curling con coches viejos, y el resultado es... impactante
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El curling es ese deporte en el que un montón de gente armada con escobas o similares se mata por conseguir que unos pedrolos de 20 kg se desplacen por el hielo a lo largo de un estrecho pasillo, demostrando que más vale maña que fuerza para alzarse con el triunfo cuando el trabajo en equipo se impone.

Bien, pues esto, traducido al ruso y con coches de por medio, ha derivado en un curiosísimo deporte en el que un montón de gente pilla unos utilitarios desprovistos de toda clase de elementos para aligerarlos, comienza a correr empujándolos y los lanza contra... otro montón de coches. Strike!

Y sí, siendo puristas esto no es curling sino que se asemeja más bien a una loca partida rusa de bolos sobre hielo. Para que fuera curling alguien debería meterse delante del coche y empezar a frotar la superficie helada. Mejor no darles ideas, que allí en Rusia acaban de empezar con estos torneos de curling raruno sobre ruedas heladas y quién sabe cómo puede terminar la cosa.

Un deporte que se remonta a la Baja Edad Media

Curling 1909 Ontario Canada Partido de curling en Ontario (Canadá), 1909.

En el curling compiten dos equipos de cuatro miembros, que deben hacer deslizar ocho piedras de granito de 20 kg cada una sobre un pasillo de hielo que mide 146 pies de longitud por 15 pies 7 pulgadas de ancho. Es decir, se enfrentan a un estrecho pasillo de 45,5 metros por 4,75 metros.

Tras el lanzamiento de la piedra, los miembros del equipo deben actuar sobre la superficie helada con la ayuda de cepillos para conseguir mover la piedra hacia la diana marcada en el final del pasillo. Pueden frotar la superficie como deseen, pero no pueden tocar la piedra.

Las primeras referencias escritas sobre un deporte consistente en mover piedras sobre hielo datan del año 1541. Fue en Escocia donde se considera que nació el curling, quizá tres décadas atrás, ya que se conserva una piedra fechada en 1511.

En 1716, la fundación del Kilsyth Curling Club, el primer club de curling, puso la primera piedra de un deporte que fue considerado de exhibición durante décadas en los Juegos Olímpicos de invierno, hasta que en 1998, en los Juegos celebrados en Nagano (Japón), pasó a considerarse deporte olímpico oficial.

Y ahora, en Rusia le han dado una nueva dimensión. ¿Dónde, si no?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos