Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Prueba la intensidad en la conducción de un piloto de monoplaza subiéndote a un Kart

Prueba la intensidad en la conducción de un piloto de monoplaza subiéndote a un Kart
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

\"Logo

\"Logo

\"Logo

La inmensa mayoría de los aficionados de los deportes a motor sobre cuatro ruedas, lo más cerca que están de la experiencia real de pilotar un vehículo de competición es una silla delante de la consola o el ordenador en donde corre un, cada vez más realista, simulador.

Tal vez por ello es difícil de imaginar la dureza de este deporte cuando se practica en monoplazas, y por ello algunos juicios de valor, comentarios y opiniones están basados en el desconocimiento de todo lo relacionado con las brutales fuerzas físicas que están implicadas en este tipo de competición.

Además existe la barrera insalvable, en la mayoría de los casos, del altísimo coste de realizar una simple prueba en un monoplaza de iniciación. Por ello hoy le damos un vistazo a la opción de montar en un Kart para entender en carnes propias lo que significa ir deprisa en un vehículo diseñado para competir.

Chiquito pero matón. Suficiente para dejarte sin aliento


Dunlop Kart

Un Kart es básicamente un chasis de tubos, con un asiento en medio y un pequeño motor de 2T o 4T al lado del piloto que transmite la pequeña potencia a las ruedas posteriores y que no levanta del asfalto más de 5 centímetros. No hay suspensión, ni reglajes ni ayudas electrónicas ni mecánicas de ningún tipo.

Esta descripción da la sensación de un vehículo lento y poco interesante, pero realmente el Kart, como se puede suponer, prácticamente no pesa nada y sus reacciones son muy rápidas, su aceleración y frenado potentes y su paso por curva dolorosamente alto.

Para dar un idea de sus prestaciones, la aceleración de un Kart de la clase máxima es de 100km/h en menos de 3 segundos, superando de largo los 200km/h. Pero en condiciones normales, a las que les estamos invitando probar, un motor de unos 12CV de cuatro tiempos es más que suficiente para el circuito de Karting (sea indoor o exterior) nos transmita toda la dificultad de conducir de prisa.

La primera sorpresa que se lleva el conductor que se aproxima por primera vez a esta especialidad es el nivel de adrenalina que genera, disparando las pulsaciones, acelerando los reflejos y aumentando el ritmo de la respiración. Solo de esperar a la salida, se puede romper a sudar al acelerar la mente el ritmo vital del cuerpo.

Durante los 10 minutos estándar de una sesión normal en cualquier circuito de Karting, lo siguiente es que el paso por curva empieza a ser una molestia cada vez mayor ya que realmente cuesta mantener la cabeza en su sitio y el asiento se clava en el costado. Y esto es porque la situación tan baja del centro de gravedad permite tomar las curvas a gran velocidad generando una intensa fuerza lateral.

Al finalizar la tanda, se puede descubrir a los pilotos más novatos por las quejas de dolor en las manos, ya que el reflejo natural para trazar las curvas y en el momento de frenar es apretar con fuerza el volante. Lo cual provoca una molestia importante cuando la adrenalina baja y deja de abotargar los sentidos. Así mismo, todo aquel que haya ido de prisa, sale empapado de sudor.

Y solamente estamos hablando de 10 minutos en el monoplaza más pequeño posible. Imaginar lo que puede ser un Fórmula Uno, un LMP1 o cualquier vehículo puntero de un Campeonato del Mundo.

Dunlop y su gama de neumáticos para Karting


Gama de neumáticos Dunlop para Karting

Anchas y pequeñas son las palabras clave cuando se habla de los neumáticos de carreras de karts porque los estudios han demostrado que estas características son necesarias para aumentar el área de contacto del neumático y asegurar un bajo centro de gravedad para el propio kart. Como resultado, los neumáticos tienen una relación de aspecto de 60-37%, mucho mejor que la relación de alrededor de 96-70% de neumáticos para automóviles de calle. Incluso mejoran la de un neumático F1 que tiene una relación de aspecto de sólo 45%.

Las características de los neumáticos de karting no se limitan a lo externo, también deben ser ligeros, de construcción sencilla y proporcionar un agarre excepcional. Como los neumáticos de carreras, vienen sin revestimiento interno y la propia carcasa forma la pared lateral. La banda de rodadura, hecha de un compuesto especial, es mucho más delgada que un neumático ordinario, un diseño destinado a evitar ondas estacionarias.

Dunlop ha estado trabajando duro para desarrollar un neumático más rápido y estable, utilizando toda la experiencia acumulada en la competición.

Se trata de un neumático de alto rendimiento con una respuesta de gama amplia. Es apenas influido por las variaciones de temperatura, del trazado y que puede sostener un rendimiento estable. Por ejemplo, el agarre inicial es ideal y no se vuelve lento según van pasando las vueltas, incluso más tarde cuando aumenta la temperatura de los neumáticos.

Con ese tipo de neumático se quiere transmitir la sensación real de una carrera en un fórmula.

Más información | Foto Formula Kart, Komet Kart Sales
Foto | automobilsport.com, Dunlop Kart Sport

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos