Sigue a Motorpasión

Bugatti Veyron Nueva York

Las relaciones entre camiones y coches no suelen ser buenas. Una vez que los coches bajan de los remolques de transporte de coches, ambos se convierten instantáneamente en enemigos. Si no que se lo preguntan al dueño de este Bugatti Veyron que tuvo un problemilla recientemente en Nueva York con un camión.

Como se aprecia en la imagen, una calle estrecha y un camión maniobrando en ella no parece la situación perfecta para tratar de pasar con un Bugatti Veyron. Pero a pesar de ello, hay veces que es inevitable hacerlo, y el resultado puede ser desastroso…para la prima del seguro de uno de ellos.

El Bugatti Veyron luce un buen bocado en la aleta delantera izquierda, que está abierta cual lata de sardinas. Por suerte, no parece que el impacto haya afectado a la suspesión ni a la dirección, que parece siguen en su posición original.

La reparación de un daño así en un coche normal no debería suponer un quebradero de cabeza demasiado grande para nadie, pero tratándose de un Bugatti Veyron el precio de la reparación puede ser astronómico. A ver si al propietario se le ocurre la idea de colgar la foto del recibo del taller en Rich Kids of Instagram y así sabemos a cuánto asciende la broma.

En Motorpasión | Dolorpasión™: el Bugatti Veyron que quería cruzar los mares

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios