Síguenos

Peatones cruzando la calle

Hay noticias sobre multas de tráfico que se salen, de lo absurdas que son. Esta que me pasa Hatzive es una de ellas. Ya desde el titular se me cae la risa por los lados:

Le quitan cuatro puntos del carné por cruzar mal una calle como peatón

Y mi respuesta inmediata es: “Pues recurso y a correr, porque eso no se lo pueden hacer”. Luego, echándole un ojo más detenidamente, veo que la cosa ha llegado… ¡hasta el Defensor del Pueblo! Y sigo alucinando, claro. ¿Es que nadie sabe aplicar las leyes en este país?

Resulta que le multaron por cruzar mal una calle como peatón y por desobediencia, lo cual es correcto si las cosas sucedieron como dice el agente. 222,40 euros y para otra vez ya sabes lo que hay. La pega es que además de la sanción económica le llegó una notificación de detracción de puntos: 4 puntos, para ser exactos, los que se pierden cuando uno no obedece a las señales de prioridad… mientras conduce un vehículo para el que le han otorgado un saldo de puntos.

Ciclista

Los puntos no se pueden detraer a alguien por una falta cometida fuera del ámbito de la conducción de vehículos que precisa de un permiso. Es decir, que si uno va caminando, o en bici o en monopatín y comete una infracción, puede (y debe) ser multado por ese motivo, pero en la vida le pueden quitar puntos del permiso de conducir.

Sólo había que leer el Anexo II de la Ley de Seguridad Vial, allí donde dice esto:

La pérdida de puntos únicamente se producirá cuando el hecho del que se deriva la detracción de puntos se produce con ocasión de la conducción de un vehículo para el que se exija autorización administrativa para conducir. El crédito de puntos es único para todas las autorizaciones administrativas de las que sea titular el conductor.

Ah, sí: para más inri, el sancionado era camionero. Y se vio a sí mismo perdiendo puntos y jodido agraviado por todo lo alto, claro. Y ahí empezó su particular ir y venir de Poncios a Pilatos. Lo más mosqueante del caso es que en el Ayuntamiento de Umbrete, donde sucedió esta patochada, se erigieron en herederos de ‘Don Erre que Erre‘ y la sanción devino firme. Vamos, que al sancionado le tocaba perder los puntos. Bueno, perder no: que se los robaran por toda la cara.

Evidentemente el Defensor del Pueblo ha dicho que nanái, que los puntos pertenecen a este conductor y que ya se los pueden ir devolviendo uno encima de otro. Sin embargo, no podemos hablar de final feliz sino de indignación. De indignación por ver cómo la falta de formación en cuestiones de Tráfico acaba representando un quebradero de cabeza para cualquiera que tope con personajes que ignoran la ley que están aplicando.

Vía | ABC
En Motorpasión | Hacienda, condenada a devolver el importe de las multas mal gestionadas con el Testra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios