Sigue a Motorpasión

Mercedes Clase A Eléctrico

Este año el Salón del Automóvil de Madrid fue salvado in extremis tras la desbandada general de fabricantes. Eso ha marcado este año el salón, que con solo tres pabellones y ocho marcas, ha conocido tiempos mejores. Vamos a hacer un pequeño repaso tras nuestra visita al salón durante esta mañana.

El primer pabellón estaba ocupado por Mercedes-Benz y Smart. Sin grandes novedades Mercedes poblaba su pabellón con toda su gama, relegando un espacio privilegiado para sus prototipos más especiales, como el clase A eléctrico, dejando hueco a otros de sus modelos más relativamente novedosos, como el Clase E Bluetec Hybrid o el nuevo Clase A. La representación del nuevo Mercedes SL también era importante y el Mercedes SLS AMG Roadster daba brillo al pabellón de Mercedes.

El segundo pabellón, está ocupado por varias marcas, para ser concretos, Volvo, Infiniti, Isuzu y Land Rover. Este es el pabellón de las novedades, ya que aquí están las dos únicas novedades realmente remarcables del salón. Por un lado tenemos el Isuzu D-Max, que se empezará a comercializar a lo largo de junio y del que os hablaremos detalladamente próximamente.

Volvo V40

Por otro lado tenemos el esperado Volvo V40, un pequeño compacto de corte deportivo y con una estética realmente atractiva. Aunque ya lo vimos en Ginebra, no es hasta hoy que hemos sabido los precios y los detalles a fondo, a los que también dedicaremos una entrada próximamente. En el stand de Volvo también podemos encontrar el Volvo V60 Hybrid, el primer híbrido que comercializará Volvo en España y que llegará en los próximos meses.

En los stands de Infiniti y Land Rover, sin novedades de importancia, encontraremos las gamas de ambos fabricantes. Infiniti por su parte ha anunciado una cosa que ya sabíamos, que en poco tiempo (un año o año y pico) lanzarán un nuevo compacto. Otra de las novedades, por así llamarlas, consiste en un anuncio que se emitirá justo antes de la salida de la carrera de Fórmula 1 del domingo, protagonizado por Sebastian Vettel y el Infiniti FX.

Finalmente en el pabellón número 4 encontramos un impresionante despliegue de BMW y MINI. Tampoco hay grandes novedades en este pabellón, pero podemos disfrutar del impresionante BMW i8 Concept Spyder o el imponente nuevo Serie 3 con el paquete BMW M Performance. Aprovechando el espacio al máximo han hecho hueco a sus nuevas scooter, la BMW C 650 GT y C 600 Sport que ya han probado nuestros compañeros de Motorpasión Moto.

BMW Serie 3 M Performance

En la zona MINI encontramos toda su gama, incluyendo las ediciones del MINI conmemorativas con nombres de estaciones de Metro de Londres por las Olimpiadas de este año, Highgate, Baker Street y Bayswater. También encontramos un pequeño espacio dedicado a los coches de competición de MINI en el WRC y en el Dakar.

En cuanto a pruebas y ocio, que son varios de los alicientes que también han perdido algo de fuelle en esta edición del Salón de Madrid, tenemos en el exterior del recinto varias zonas donde las marcas nos dejan probar sus coches. Bueno, las marcas… básicamente Mercedes, BMW y MINI. Volvo por su parte nos deja probar sus sistemas de seguridad en una pista de dimensiones reducidas. También en el exterior encontramos una carpa de Fórmula GT, donde por unos “módicos” 60 euros podemos dar un paseo con niñera en un Ferrari 458 Italia o un Lamborghini Gallardo.

En el interior no hay grandes stands de ocio, se vuelve a repetir la muestra de superdeportivos que hubo hace unos meses, realmente recomendable si no se visitó en su momento y en la que se pueden observar joyas como el Ferrari F40, el Jaguar XJ220, el moderno Alfa Romeo 8C Competizione…

Ferrari F40

El despliegue de entretenimiento más grande viene de la mano de la GT Academy, que ha dispuesto varios simuladores con el Gran Turismo 5 para que los visitantes hagan tiempos. Los 15 mejores tiempos del Salón del Automóvil de Madrid irán a una final en Barcelona donde se batirán con los 15 mejores tiempos de internet. Una oportunidad realmente única de seguir los pasos de nuestro compatriota Lucas Ordoñez.

Sí, puede que haya empezado un salón del automóvil bastante mermado, pero antes de acabar voy a romper unas pocas lanzas. Una por los fabricantes que al final han acudido al salón, en los tiempos económicamente tan duros que corren es imposible amortizar su representación allí y sin embargo han acudido. Olé sus cojinetes. La segunda, por los fabricantes que no han ido, vuelvo a recalcar lo mismo, el coste de ir a un salón es realmente elevado y aunque crea que algunos más deberían haber ido, no se les puede reprochar nada.

La entrada al Salón del Automóvil de Madrid cuesta 5 euros, para mi parecer asequible… pero es que tampoco hay gran cosa. Para potenciar las visitas, el martes la entrada es gratuita, así que si queréis daros un paseo podéis aprovechar ese día, aunque va a estar petado seguro, id con paciencia.

Desde hoy hasta el domingo de la semana que viene, la edición más reducida del Salón del Automóvil de Madrid estará abierta al público.

En Motorpasión | Salón de Madrid

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios