Síguenos

Carlsson SLK 340

El próximo Salón del Automóvil de Ginebra, en el mes de marzo, servirá como escenario para la presentación de la última creación de Carlsson. Se trata de un vehículo de carreras basado en un Mercedes-Benz SLK que será utilizado para competiciones de hill climb, es decir, lo que comunmente llamamos subidas.

Bajo el nombre de Carlsson SLK 340 Judd, este coche de carreras es un proyecto de Reto Meisel (campeón múltiple en competiciones de montaña/subidas) y Martin Burmeister, junto al equipo suizo Meisel Motorsport.

Fabricado para reducir al máximo el peso, esta bestia de carreras pesa apenas 780 kilogramos gracias al uso de materiales ligeros, como la fibra de carbono utilizada para la carrocería. Este SLK tan especial monta un 3.4 litros V8 de 610 CV y 430 Nm de par máximo, que pesa apenas 120 kilogramos, y está acoplado a una transmisión Hewland accionable mediante levas en el volante.

Carlsson SLK 340

Escondidos tras su agresiva estética encontramos un sistema de suspensión ajustable firmado por KW y un sistema de frenos fabricado en materiales especialmente livianos. Las llantas, por su parte, son BBS de competición de 18 pulgadas. La ligereza también se busca en el habitáculo, completamente vaciado de todo aquello innecesario, y con nuevos asientos de Fibreworks.

Entre los logros del líder del proyecto, Reto Meisel, encontramos victorias en el Campeonato Alemán de Montaña entre el 99 y el 2001. Ahora, con el SLK 340 el equipo tiene como objetivo poder llegar a competir en el mítico ascenso a Pikes Peak, en Colorado, Estados Unidos.

Vía | WCF

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios