Síguenos

Top10 de iconos de la automoción Héctor Ares

Un icono es una imagen, cuadro o representación; es un signo que sustituye al objeto mediante su significación, representación o por analogía. Así pues, creo que cualquiera de los diez coches de los que voy a hablar muy brevemente a continuación, representan por un motivo u otro lo que es un auténtico coche.

Los hay de todo tipo, desde americanos hasta japoneses, modelos descapotables, coupés, deportivos y todoterrenos. Todos ellos tienen algo que para mi les ha convertido en iconos de las cuatro ruedas, sea por el motivo que sea. Volswagen Golf, Ferrari F40, Porsche 911, McLaren F1, Jeep Wrangler, BMW M3, Ford Mustang, Jaguar E-Type, Aston Martin DB5. Si, no hay ningún híbrido ni ningún eléctrico. Las lavadoras con ruedas todavía no las considero coches de verdad ¿Quieres saber cuales son los motivos por los que los he elegido?

Antes de nada, aclarar que el orden que he seguido no tiene necesariamente que ser el orden de importancia de unos u otros. Simplemente los he ordenado así después de dar muchas vueltas a los candidatos elegidos. Se me han quedado muchos en el tintero, así que algún día haremos los “Top10 miembros del garaje ideal: la selección de Héctor Ares”. Pero esa será otra entrega.

Volkswagen Golf I

Volkswagen Golf

El Volkswagen Golf se ha ganado por méritos propios estar dentro de los diez elegidos como iconos de la automoción. Es el coche con el que muchos jóvenes y no tan jóvenes llevan soñando años, un coche nacido en el año 1974 y que con su sexta y séptima generación ha conseguido situarse como el modelo más vendido en España.

Esto demuestra que el Volkswagen Golf ha sabido reinventarse a sí mismo, ya que algunas generaciones como la cuarta y la quinta hicieron que el mito se quedase un tanto descafeinado. De él se han vendido más de 24 millones de unidades en todo el mundo, un número al alcance de muy pocos coches.

BMW M3 E30

BMW M3

Una de las principales señas de identidad de la marca BMW es su espíritu deportivo. Tienen una puesta a punto más deportiva que sus principales rivales y eso se nota tanto al volante de un BMW Serie 1 como de un BMW X5.

Pero si hay un modelo por antonomasia que encarna a la perfección la deportividad de la marca alemana, ese es el BMW M3. Su historia la repasamos en detalle con ocasión del 40 Aniversario de BMW M, pero alguien parece estar empeñado en acabar con el icono de la marca y llamarle M4 a la próxima generación.

McLaren F1 GTR Este F1 GTR me lo encontré en Le Mans

McLaren F1

No sabría decir el número de revistas que leí a mediados de los años 90 únicamente porque se hablaba de este coche, el McLaren F1. Si tuviese que elegir un único modelo para tener en mi garaje soñado, seguro que uno de los 29 McLaren F1 GTR construídos, sería el elegido.

Su mezcla entre coche de competición y coche de calle, el motor V12 desarrollado por BMW M, la posición central de conducción. Todo en él parece estar pensado a la perfección, y por ello es considerado por muchos como el mejor coche de la historia. Yo soy uno de ellos.

Ferrari F40

Ferrari F40

En una lista de iconos de las cuatro ruedas no podía faltar un Ferrari. Podría haber elegido los 250 o 288 GTO, el Ferrari Enzo o incluso el F50. Pero no, personalmente mi favorito es el Ferrari F40, una bestia con motor V8 Twin Turbo capaz hoy en día de dejar en ridículo al mejor superdeportivo del Siglo XXI.

Es un coche austero. Hay que tirar de una cuerda para abrir la puerta. Es un coche exigente con quien lo conduce. No admite ningún fallo. Es un coche que desarrolla 478 CV a 7000 RPM para mover los 1.100 kilos de peso. Es el Ferrari por excelencia.

Jeep Wrangler

Jeep Wrangler

Si hay que hablar de un todoterreno, el Jeep Wrangler seguro que es uno de los primeros que os viene a la mente. Desarrollado a partir del vehículo militar Willys utilizado por el ejército de los EEUU en la Segunda Guerra mundial, hoy sigue vendiéndose sin demasiados cambios.

Dinámicamente en carretera no es ninguna maravilla, aunque eso es parte de su encanto. En cambio cuando lo sacas al campo, puedes hacer las rutas más complicadas a los mandos, ya que casi nada se le resite. Algún día tendré uno sin capota, sin cristal delantero y sin puertas. ¿Tal vez el próximo verano?

Jaguar E-Type

Jaguar E-Type

El Jaguar E-Type es uno de los coches más bonitos que he tenido delante en mi vida. Su línea afilada y alargada evoca los coches de carreras de la época, aunque fue concebido como un deportivo asequible para el gran público.

Disponible en versiones Coupé, 2+2 y descapotabe, el Jaguar E-Type es sin duda uno de los iconos de la industria automovilística británica. El nuevo F-Type está llamado a sustituírle en pleno Siglo XXI, pero yo sin haber probado el nuevo modelo ya sÉ que me quedo con el tacto del volante de aro fino del E-Type.

1965 Ford Mustang

Ford Mustang

La casa inventora del automóvil de gran producción, el Ford T, no podía quedarse fuera de un listado de iconos de la automoción. En este caso el mítico Ford Mustang ha sido el elegido, ya que creo representa a la perfección el estilo de los coches de su país de origen.

De él han existido infinitas versiones Coupés y descapotables, ha aparecido en cientos de películas y series de televisión y tal vez por eso también ha conseguido convertise en un auténtico icono de los coches americanos.

Porsche 911 (991) Siempre es un placer conducirte

Porsche 911

Desde que monté de pequeño en un Porsche 911 (993) Carrera de color amarillo, sueño con que algún día tendré un Porsche 911 en mi garaje. La semana que viene cumpliré mi sueño. A pesar de su curiosa arquitectura con el motor bóxer descolgado del eje trasero, el Porsche 911 es bajo mi punto de vista el mejor coche deportivo del momento.

Su línea inconfundible se mantiene casi inalterada con el paso de los años, y hoy es un coche de culto. Me atrevo a decir que es el modelo con más unidades de los últimos 40 años todavía en funcionamiento. Gracias Ferdinand Alexander Porsche por haber creado esta joya.

Aston Martin DB5

Aston Martin DB5

Si hay un país dónde los coches se viven con auténtica pasión, ese es Inglaterra. Y si hay una marca de coches que representa a Inglaterra, esa es Aston Martin. Hay muchos modelos a lo largo de su historia dignos de mención, pero voy a hacer como James Bond y voy a quedarme con el DB5.

La elegancia de su carrocería es absolutamente atemporal y hoy en día más de uno querría volver al año 1964, cuando Sean Conery lo condujo en la película Goldfinger.

Lamborghini Countach

Lamborghini Countach

El Lamborghini Countach se produjo desde los años 1974 hasta el 1990. Para tratarse de un superdeportivo, eso es mucho tiempo, y lo consiguió porque supo adelantarse a su tiempo e incluso hoy en día parece un coche moderno.

Presentado en el Salón de Ginebra de 1971, han existido muchas versiones distintas: LP 500, LP 400, LP 400 S, LP 500S, 500 QV y alguno más. Se hizo famoso entre otras cosas porque era el coche que pilotaban dos bellas señoritas en la película “Los locos de Cannonball”. Suerte la suya.

En Motorpasión | Top10 de iconos de la automoción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios