Sigue a Motorpasión

Mercedes-Benz Clase S 2013

Tras mucha expectación, alguna que otra filtración y una larga espera, por fin conocemos todos los detalles del nuevo Mercedes-Benz Clase S, el buque insignia de Mercedes que para Dieter Zetsche, mandamás de la marca alemana, representa “el nivel de exigencia de Mercedes: lo mejor o nada“.

La berlina por excelencia del fabricante alemán trae consigo cambios en el diseño, un interior renovado y más lujoso, muchas novedades a nivel tecnológico y una oferta de motorizaciones de cuatro, seis y ocho cilindros, bastante más eficientes que las de su predecesor. De momento no hay precios para España pero sabemos que llegará a mediados de julio.

Por primera vez en la Clase S, y después de más de 3,5 millones de unidades comercializadas (medio millón de la última generación que data de 2005), el modelo se ha concebido como una berlina de batalla larga, aunque de ella se deriva después la versión con batalla normal, que se seguirá ofreciendo como hasta ahora.

Mercedes-Benz Clase S 2013

La berlina de batalla larga mide 5,25 metros, lo que supone 4,2 centímetros más que el anterior, y lo mismo pasa con el de batalla normal, que aumenta en 4 centímetros hasta una longitud total de 5,12 metros. El Clase S conserva la misma distancia entre ejes que su antecesor, de 3.165 y 3.035 milímetros, para la versión larga y la corta, respectivamente.

Gracias a sus nuevas dimensiones, el Clase S aumenta su habitabilidad al ganar 12 milímetros de altura libre al techo, 14 milímetros de espacio para las piernas en la parte trasera y más amplitud a la altura de los hombros, por ejemplo.

Mercedes-Benz ha puesto especial interés en conseguir un vehículo de diseño más aerodinámico (Cx de 0,24 ó 0,23 en el caso del BlueTEC Hybrid), mucho menos ruidoso al mejorar sustancialmente el aislamiento del habitáculo y también menos pesado gracias a materiales livianos como el aluminio y a un proceso de construcción ligera.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Nuevo diseño

El renovado exterior de esta berlina de representación busca una apariencia más deportiva y elegante mediante formas atractivas, una leve caída de techo, hombros prominentes y una silueta estilizada.

La parrilla frontal es más grande, tridimensional, y las cuatro lamas se estrechan a medida que se alejan del centro sin llegar a tocar el marco. La parrilla inferior es también de lamas (en lugar de ser de rejilla) y el paragolpes queda decorado por un listón inferior cromado. Los retrovisores y las manetas de las puertas, por ejemplo, son también de nuevo diseño.

La zaga, por su parte, cuenta una luneta redondeada y diversos apliques cromados que mejoran la imagen del conjunto. Los grupos ópticos, también nuevos, dotan al Clase S de una nueva presencia, sobre todo por la noche.

Mercedes-Benz Clase S 2013

La iluminación al completo, tanto exterior como interior, queda a cargo de diodos luminosos o LED. En total son más de 500 diodos: 56 por faro delantero, 35 por faro trasero, 300 en el habitáculo, etc… Esta tecnología LED integral es de serie, aunque las funcionalidades Intelligent Light Assist y luces de carretera automáticas Plus, son opcionales.

Interior de lujo

Si el exterior ha de aparentar elegancia y lujo, el interior ha de llevarlo a la práctica, y lo hace. El Clase S, en un guiño a sus antepasados, cuenta con un volante de dos radios, aunque tras él se ubica un nuevo display que sustituye al cuadro de instrumentos tradicional y nos avanza que no vamos a encontrar muchos más detalles vintage.

Esta pantalla que atrae la atención del conductor está formada por un display TFT a color de 12,3 pulgadas, que hace las veces de cuadro de instrumentos (con dos esferas para cuentavueltas y velocímetro digital, así como un espacio entre ambos para información de interés, como las indicaciones Eco para una conducción más eficiente) y a su derecha se ubica otro display idéntico a través del cual se controlan los sistemas de entretenimiento y confort, entre otras cosas.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Todo el sistema multimedia es de nueva factura e incorpora desde animaciones y gráficos para mostrar informaciones relevantes (cuya distribución podemos variar) hasta nuevas funciones de navegación, del sistema de audio de hasta 24 altavoces o surround 3D (de serie son 10 altavoces) e incluso conexión a internet con Wi-Fi integrado en el Comand Online. Además, cada ocupante puede acceder a diferentes contenidos multimedia y se pueden equipar dos display de 10,2 pulgadas para las plazas traseras.

El interior ofrece una amplia variedad de materiales de alta calidad entre los que elegir (hasta cinco tipos de madera, por ejemplo), así como cinco combinaciones de color y siete tonos para la iluminación ambiente. El equipamiento de serie incluye molduras de madera, tapicería de cuero (en la versión de batalla larga) y revestimientos con costuras en contraste. De forma opcional se puede optar por acabados diferentes para el cuero (perforado, con costuras, etc…).

El sistema de climatización de serie (Thermotronic) ofrece ajustes independientes para los ocupantes delanteros con varios modos que varían el caudal y la distribución del aire. Opcionalmente se ofrece el paquete Air Balance que suma ambientador, ionizador, filtro para limpiar el aire, etc… En las plazas traseras el Thermotronic no forma parte de la dotación de fábrica.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Los verdaderos protagonistas del habitáculo son los asientos, fabricados con la ligereza en mente y ajustables eléctricamente en longitudinal, en altura, inclinación y profundidad de la banqueta. Adicionalmente podemos pedir el kit de memorias para conductor y acompañante, aunque con sobreprecio. Los reposacabezas de serie son ajustables en vertical y horizontal.

Además, Mercedes ofrece un paquete de asientos confort (con función masaje energizing de seis programas), así como asientos calefactados o climatizados, éstos últimos con ventiladores reversibles que permiten cambiar el sentido de circulación del aire (para refrigerar los asientos cuando están calientes, por ejemplo).

En caso de adquirir el paquete confort térmico, tanto el volante como los asientos delanteros y traseros, ambos reposabrazos centrales y los apoyabrazos de las puertas de las cuatro plazas, están calefactados.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Si se encarga con el paquete chófer, el ocupante de la plaza trasera tras el acompañante se beneficia de 7,7 centímetros adicionales de espacio para las piernas, ya que el asiento del copiloto se desplaza 4,4 centímetros hacia delante e incluso puede reclinarse.

Si los asientos delanteros ya son un referente, los traseros son lo más de lo más. De serie están formados por una banqueta de tres plazas con reposabrazos central abatible, pero podemos optar por varias configuraciones (First Class, Confort, Executive, etc…), que permiten tener, por ejemplo, sólo dos plazas individuales con consola central “minioficina” o asientos reclinables.

En lo que a seguridad se refiere, Mercedes introduce novedades que se ofrecen opcionalmente, como el aproximador de cierre del cinturón (un motor mueve el cierre del cinturón de arriba a abajo, para ajustarlo), un airbag de cinturón de seguridad que mitiga el daño causado por éste o airbag en los asientos reclinables “cushionbag“.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Motores Mercedes-Benz Clase S

La oferta de motores para el Mercedes-Benz Clase S está compuesta por cuatro opciones Euro 6, dos de ellas híbridas, una gasolina y una diésel: S 400 Hybrid, S 300 Bluetec Hybrid, S 500 y S 350 Bluetec. Todos estos motores son más eficientes que sus antecesores, mejorando el consumo en hasta un 20% gracias a medidas como la función Eco de arranque y parada (Start/Stop), de serie en toda la gama. Como novedad, unos meses después llegará una versión híbrida enchufable que promete un consumo de poco más de 3 litros.

  • S 300 Bluetec Hybrid: Es la versión de acceso a la Clase S y combina un motor cuatro cilindros diésel de 2,2 litros y 204 CV (500 Nm) con un motor eléctrico de 20 kW (27 CV) y 250 Nm de par máximo, junto a un cambio automático de siete velocidades. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos,alcanza los 240 km/h y arroja un consumo medio en ciclo europeo de 4,4 litros a los cien kilómetros.
  • S 400 Hybrid: Un 20% más eficiente que su predecesor, el S 400 Híbrido monta un 3.5 litros V6 de gasolina de 306 CV y el mismo motor eléctrico de 20 kW de la versión inmediatamente anterior. El par máximo del motor térmico es de 370 Nm y el del eléctrico de 250 Nm. La transmisión es 7G-Tronic Plus y permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h (limitada), con un consumo medio de 6,3 litros a los cien kilómetros.
  • S 350 Bluetec: Equipa un motor turbodiésel V6 de 3 litros que desarrolla 258 CV y 620 Nm de par motor máximo. También se combina con el cambio 7G-Tronic Plus de siete marchas y consigue un 0 a 100 km/h de 6,8 segundos, una velocidad punta limitada de 250 km/h y un consumo medio de 5,5 litros a los cien kilómetros.
  • S 500: Es el motor más potente de la oferta, todo un 4.7 litros V8 de gasolina, que consigue una potencia máxima de 455 CV y un par máximo de nada menos que 700 Nm. En este caso el sprint de 0 a 100 km/h le lleva 4,8 segundos y también está limitado a 250 km/h. El consumo medio ronda los 8,6 litros de combustible cada cien kilómetros.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Tren de rodaje

El equipamiento de serie del Clase S incluye suspensión neumática integral Airmatic con amortiguación adaptativa, que regula automáticamente la altura de la carrocería en función de la velocidad (también podemos regularla manualmente) y se rebaja hasta 2 centímetros a partir de 120 km/h.

La mayor novedad en este apartado es un opcional para los motores V8 y se denomina Magic Body Control. Cuenta con control activo de la suspensión (ABC) y una nueva función llamada Road Surface Scan , capaz de leer la carretera mediante una cámara estereoscópica y adaptar la suspensión a las circunstancias, aunque sólo funciona de día, con buena visibilidad y hasta los 130 km/h.

El sistema de frenos cuenta con grandes discos (de hasta 370 milímetros en el tope de gama) y el freno de estacionamiento es eléctrico. Gracias al Adaptative Brake contamos con función Hold y función frenos secos (actúa sobre los frenos de forma inapreciable para eliminar la película de agua que pueda existir circulando con lluvia), por ejemplo.

Mercedes-Benz Clase S 2013

Mercedes ofrece también un asistente para contrarrestar la deriva generada por el viento lateral, que actúa sobre la suspensión si equipamos la adaptativa ABC o bien sobre los frenos a través del sistema electrónico de estabilidad (ESP).

Tecnología y seguridad

La lista de equipamiento opcional, sistemas de seguridad y tecnología es enorme, por lo que vamos a detallar sólo algunos de los elementos más importantes y novedosos del nuevo Clase S 2013.

Para empezar, los sistemas con los que ya contaba el Clase S se han mejorado e incluyen nuevas funciones basadas en la cámara estereoscópica y en diversos radares.

  • Distronic Plus: Mantiene la velocidad y la distancia con el vehículo precedente, pero ahora también ayuda a mantener el carril mediante servodirección inteligente. Además, el llamado Stop&Go Pilot para el vehículo y retoma la marcha en retenciones.
  • Servofreno de emergencia BAS Plus: Es ahora capaz de detectar peatones y vehículos en dirección transversal y reforzar las intenciones de frenada del conductor.
  • Detector activo de cambio de carril: Reconoce si el carril contiguo está ocupado y puede incluso accionar los frenos de un lado del vehículo para evitar salirse del carril por el que se circula.
  • Luces de carretera automáticas Plus: Cuenta ahora con cámara térmica de visión nocturna y con un sistema llamado Spotlight que ilumina con una ráfaga de luz a los peatones que detecte en nuestro camino.
  • Attention Assist: Monitoriza la actividad del conductor y avisa al conductor, recomendándole una parada, indicándole el área de descanso más cercana, etc..
  • Reconocimiento de señales: Lee las señales de la vía y nos las muestra: límites de velocidad, prohibiciones de adelantamiento y ahora como novedad también señales de dirección prohibida, de las que nos avisa en la pantalla y mediante alertas acústicas para evitar que circulemos en sentido opuesto por despiste.
  • Parktronic: Nos permite aparcar de forma automática, tanto en batería como en línea. Detecta huecos a nuestro lado si circulamos a velocidades inferiores a 30 km/h y nos permite aparcar sin hacer uso de la dirección, aunque nos muestra en la pantalla qué debemos hacer, como engranar otra marcha, por ejempo.
  • Freno Pre-Safe y Pre Safe Plus: El primero detecta peatones y evita un atropello de forma autónoma siempre y cuando no superemos los 50 km/h. El segundo detecta posibles colisiones por alcance y activa los intermitentes de emergencia o bien acciona los frenos para evitar el impacto o mitigar sus consecuencias.

Precios del Mercedes-Benz Clase S 2013

Los precios del Mercedes-Benz Clase S 2013 parten de los 91.900 euros del S 350 Blue TEC, y puedes consultar la lista completa aquí.

Ver galería completa » Mercedes-Benz Clase S 2013 (65 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios