Sigue a Motorpasión

Michelin frenada en mojado

Todos los neumáticos (con alguna excepción) que se fabriquen en Europa a partir del 1 de julio de este año tienen que estar evaluados conforme a la nueva etiqueta europea de neumáticos, y será obligatoria para su comercialización a partir del 1 de noviembre de este año.

Seguro que conocéis la etiqueta energética europea, es esa etiqueta obligatoria que informa de la eficiencia energética en los electrodomésticos (lavadoras, lavaplatos, frigoríficos, lámparas, etc), y permite que cuando vayamos a comprar uno podamos saber rápidamente si consume más o menos electricidad.

Era esa etiqueta con una escala de la A a la G, con franjas de colores del verde al rojo, pasando por amarillo, y que ahora ha cambiado a una nueva escala de la A+++, para los que menos consumen (más eficientes), hasta la D, para los que más consumen (menos eficientes). Las letras E, F y G, correspondientes a los que más consumían han desaparecido.

Michelin Nueva etiqueta europea de neumáticos

Etiquetado europeo de neumáticos: excepciones

Esta semana Michelin invitó en Madrid a diferentes medios sobre el motor, para que técnicos de la marca nos explicaran detenidamente como es el nuevo etiquetado europeo de neumáticos y qué significa.

La etiqueta de eficiencia energética es también obligatoria desde hace poco en los edificios, lo cual permite saber si el piso o casa que vamos a comprar está mejor o peor aislado térmicamente, entre otras cosas, y si consume más o menos energía, considerando calefacción, refrigeración, agua caliente e iluminación.

Los coches también tienen su etiqueta energética obligatoria, aunque esta no lleva letras ni colores, y solo debe informar del consumo en l/100 km en los diferentes ciclos, y de las emisiones de CO₂. La etiqueta más completa, con las letras y colores, es voluntaria.

Pues bien, dentro de unos meses, los neumáticos de turismos, todoterrenos, vehículos comerciales, camiones, autobuses y autocares también han de llevar obligatoriamente su etiqueta europea. No afecta a motos ni ciclomotores. Se exceptúan los neumáticos recauchutados, los neumáticos para tierra (off road), los neumáticos de clavos para hielo, los neumáticos de competición y los neumáticos de colección.

Etiqueta eficiencia coches

Información que nos cuenta la etiqueta sobre el neumático

En la etiqueta aparecen tres partes: dos columnas verticales y debajo un recuadro.

  • Eficiencia energética: o si lo preferís consumo de carburante. Es la primera columna vertical, la de la izquierda, se identifica por el dibujo de un neumático y el símbolo de gasolinera, así por las franjas de color como las de cualquier otra etiqueta energética. Con la escala de la A a la G se clasifican los neumáticos según su coeficiente de resistencia a la rodadura, que es proporcional al consumo de carburante. Un neumático con clasificación A es el que tiene un menor coeficiente de resistencia y por tanto un menor consumo. Entre la A y la G la diferencia de consumo es de unos 0,5 l/100 km.
  • Seguridad: o si lo preferís distancia de frenado sobre pavimento mojado. Es la segunda columna vertical, la de la derecha, se identifica por el dibujo de un neumático y el símbolo de una nube con lluvia. La escala también tiene letras de la A a la G, pero no hay colores. Los neumáticos se clasifican según su índice de adherencia en superficie mojada, y por tanto su menor distancia de frenado. Entre la A y la G la diferencia en la distancia de frenado es de unos 18 m. O sea que un neumático G necesitaría 18 m más para frenar, el mismo coche, a la misma velocidad (85 km/h), sobre un suelo mojado, que un neumático A.
  • Ruido exterior de rodadura: Es el recuadro inferior de la etiqueta, se identifica con el dibujo de un neumático con un altavoz. Su escala es gráfica y consta de una, dos o tres rayitas, que simbolizan ondas sonoras, además del valor en dB exacto. Cuantas menos rayitas más silencioso es el neumático. Con 1 rayita tenemos neumáticos de hasta 68 dB, con dos rayitas tenemos neumáticos de entre 69 y 71 dB y con tres rayitas tenemos neumáticos de 72 a 74 dB. Para frecuencias y niveles sonoros medios, 3 dB menos vienen a suponer una sensación acústica de reducir el ruido a la mitad (dado que la escala de medición del ruido, en dB, es logarítmica).

Nueva etiqueta europea de neumáticos (modelo tipo)

Pues bien, a partir del 1 de noviembre cuando vayamos a cambiar los neumáticos de nuestro coche podremos fijarnos en la etiqueta y tener claro de un vistazo qué neumático nos ayudará a consumir un poco menos, qué neumático frena mejor en mojado o qué neumático hará que nuestro coche sea menos ruidoso sobre el asfalto. Para el consumidor es una clara ventaja.

Si compramos los neumáticos por nosotros mismos, deberán llevar la etiqueta pegada y a la vista. Si los compramos en un taller y no vemos los neumáticos, nos tendrán que facilitar la información de los neumáticos que nos ofrecen (en un catálogo, folleto, prespupuesto o como sea).

Del mismo modo al comprar un coche nuevo, el fabricante también nos tendrá que informar de la etiqueta de cada neumático que pueda montar.

Me gustaría aclarar algo: la relación entre coeficiente de resistencia a la rodadura (CRR) y el índice de adherencia (IA). En general ambos conceptos son inversamente proporcionales, un neumático para consumir muy poco tiene que tener un CRR lo más bajo posible, pero entonces su compuesto suele calentarse peor y tener menos adherencia (por cierto, que el neumático pese menos también ayuda a que consuma menos).

Ahí es donde radica el trabajo, esfuerzo e investigación de los fabricantes de neumáticos para desarrollar nuevos compuestos que aúnen ambas características y consigan tener un favorable CRR y a la vez una buena adherencia. Puede parecer imposible, pero no lo es.

De hecho en los últimos veinte años los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, neumáticos verdes, neumáticos eco, o de bajo consumo (cada fabricante podía llamarlos de diferente manera) han mejorado mucho su adherencia y reducido su distancia de frenado.

Michelin suelo mojado

El consumidor elige

El neumático es un elemento fundamental para la seguridad de los coches y es el más importante para la adherencia con el asfalto. Podríamos llevar un coche estupendo, pero como los neumáticos no sean los adecuados, no funcionaría ni la mitad de bien de lo que esperamos.

Tal vez recordéis el artículo en el que os hablé del Audi winter driving experience en Andorra, los cursos de conducción sobre nieve de Audi. Allí me quedó clarísimo lo importante de la elección del neumático para el uso que vayamos a darle. Un coche de tracción integral con neumático de verano poco puede hacer sobre nieve. En cambio es ponerle los neumáticos de invierno y sube por una montaña nevada.

Y seguro que también os habéis hartado de oir hablar de compuestos blandos y duros, o de neumático de lluvia y de lluvia extrema, cuando véis la Fórmula 1 o alguna otra competición.

Neumáticos para invierno

Pues ahora estoy casi seguro de que nos fijaremos más a la hora de comprar un neumático. Los fabricantes suelen tener diferentes gamas de neumático, y ya no solo me refiero a verano o invierno, sino una gama para mayores prestaciones, la que podríamos llamar sport, otra para un uso general y otra para bajo consumo.

La etiqueta nos ayudará a ver las diferencias más fácilmente y cada conductor elegirá el neumático que más le interese: un neumático que consuma poco, un neumático que le de mucho agarre o algo equilibrado. Claro que la etiqueta tampoco es perfecta.

En la nueva etiqueta europea de neumáticos se ha quedado fuera por ejemplo la duración de estos, es decir, cuántos kilómetros se pueden hacer con el neumático, y así poder comparar y saber cuál dura más, lo cual también ayuda a ahorrar.

La diferencia entre el neumático menos y el más duradero puede estar en unos 20.000 km, y eso son muchos kilómetros. De hecho la duración suele estar entre los principales motivos de insatisfacción de los consumidores con sus neumáticos.

Puede que observéis también que se queda también fuera de la etiqueta la adherencia en seco, aunque puede servirnos de referencia aproximada la adherencia en mojado, gracias a que los fabricantes también han trabajado mucho en la versatilidad y polivalencia de los neumáticos.

Sea como fuere, creo que la nueva etiqueta europea de neumáticos supone un avance. ¿En qué os váis a fijar más vosotros cuándo vayáis a comprar neumáticos ahora que tendrán etiqueta?

Michelin motivos de insatisfacción de los neumáticos

En Circula Seguro | Nuevo etiquetado de neumáticos en Europa, ¿Qué le pide un usuario a sus neumáticos?
En Motorpasión | El plan “Renove” de neumáticos paraliza los talleres

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios