Síguenos

Barco petrolero

Estamos terminando el verano, y eso implica que se acaban las noches largas, las chicas en la playa y las vacaciones… pero en esta época es normal que los precios del combustible bajen. Pero no bajan. Están en máximos históricos. En toda Europa los precios o han reventado sus límites, o están a centímetros de hacerlo.

De hecho, las principales economías del mundo están meditando abrir el grifo de sus reservas estratégicas de petróleo para poner más barriles en circulación y abaratar un poco los precios. Esto se va a hablar en la próxima cumbre del famoso FMI. A la vez, se pide a los países productores que bombeen más oro negro para aliviar los precios.

Si en plena recesión mundial, el petróleo se encarece, toda la economía va a peor. De momento el farol contra Irán ha salido fatal, Europa está pagando su brabuconada contra el régimen de los ayatolás sin tener las cartas adecuadas. Y menos mal que nadie ha tirado aún una bomba en ese país, pero los ánimos están muy calientes.

Depósito vacío

Incluso la situación de Siria está ligada a Irán, porque son regímenes afines y se apoyan. Además, Rusia y China siguen apostando por la vía diplomática mientras Bachar el Asad siga teniendo un ciudadano más que reprimir o liquidar, hasta que se le acaben. Pero bueno, volvamos al tema, porque sería meternos en camisas de once varas sino.

El Gobierno de Francia, preocupado por los altos precios y que ya se paga la gasolina a 2 euros por litro en determinada zona de París (donde un café puede costar 6 euros sin titubear), ha pactado con las petroleras y las empresas de distribución para dar al ciudadano un respiro. Era una promesa electoral del nuevo ejecutivo galo.

Gobierno y petroleras reducirán por su parte 3 céntimos por litro, es decir, el precio baja 6 céntimos. Esta medida tiene un horizonte temporal, 6 meses, y va a costar a las arcas francesas 400 millones de euros. En España, vamos al revés, la semana que viene ya tendremos la gasolina a 1,6 euros por litro y el gasóleo a 1,50 euros el litro o más por la subida del IVA.

Esperad al próximo boletín petrolero de la UE, no será una lectura agradable.

Fuente | Diario Vasco, El Norte de Castilla, El Financiero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios