Síguenos

Dinero al depósito

Quien no viva en una cueva sabrá que el 1 de septiembre entra en vigor el nuevo IVA, que pasa del 18% al 21%. En el caso del combustible, se nos hace el combo porque ya estamos en máximos históricos en gasolina y gasóleo. Veamos en qué afecta la subida al precio del combustible para mal, si se os ocurre algo para bien decidlo.

Supongamos que echamos 50 litros a un precio de 1,5 euros por litro de PVP. Incluyendo los impuestos especiales (IEH e IVMDH estatal) eso nos daría una cantidad de 63,56 euros sin hablar aún de IVA. Con el IVA al 18% el precio final sería de 75 euros, pero al 21%, sería de 76,91 euros: 1,91 euros más. Si te pierdes, mira cómo se componen los precios.

Los que sufran el IVDMH o mal llamado “céntimo sanitario” lo notarán más, ya que el IVA se calcula encima de los impuestos especiales, lo que se llama doble imposición. La parte estatal —en toda España— del IVMDH es 0,024 euros por litro, y la parte autonómica (que varía según las CCAA) puede subir otros 0,048 euros por litro.

Precios del combustible en febrero de 2012

En Castilla y León, con el IVDMH a tope subiría nuestro ejemplo de 1,5 euros a 1,548. 50 litros sin IVA son 65,59 euros. Al 18%, eso son 77,4 euros, pero al 21%, se sube a 79,37 euros: 1,97 euros más. Puede no parecer mucho, casi 2 euros por depósito de incremento, pero con solo 10 repostajes así, y si los precios se mantienen, son casi 20 euros.

Según Cinco Días, esta subida acelera la escalada de la gasolina hasta los 1,7 euros por litro, y hacen énfasis en que los impuestos soponen ya el 47% del precio, y en el caso del gasóleo, el 42%. El GLP no paga “céntimo sanitario”, y la parte del IEH —Impuesto Especial sobre Hidrocarburos— no se puede tocar como mínimo hasta 2018.

De todas formas, si miramos los datos de febrero, con el combustible a 1,405 euros/litro de gasolina y 1,354 euros/litro de gasóleo, los porcentajes de impuestos eran el 46,98% y el 41,06%, respectivamente. Es decir, eso no ha cambiado en medio año. En enero de 2011 pagamos un 50,20% de impuestos en gasolina y 44,06% en gasóleo.

Precios del combustible en enero de 2011

Desde 2009 suben todos los impuestos al combustible 18 céntimos/litro

Es decir, si comparamos con los precios de hace año y medio, pagábamos casi lo mismo en impuestos por cada litro que con el 21% de IVA. Cuanto más caro está el combustible en su parte antes de impuestos, menor es el impacto de la carga fiscal (IEH + IVMDH + IVA).

La subida del IVA al 21% es solo una subida de más de las sufridas en los últimos años:

  • 2002: se instaura el “céntimo sanitario” o IVDMH, 2,4 céntimos por litro
  • 2009: el IEH sube 2,9 céntimos por litro
  • 2010: el IVA sube del 16 al 18%
  • 2011: las autonomías, asfixiadas por su situación financiera, empiezan a elevar sus tramos del IVDMH
  • 2012: el IVA sube del 18 al 21%

Subida de impuestos al combustible

Según la AOP, los impuestos sobre el combustible han subido de media un 18 céntimos/litro solo desde 2009. No tocamos techo con el IVA, porque se pueden aprobar aún más medidas impositivas, en vista de que la teta del automovilista se puede exprimir sin aparente límite.

¿Es factible llegar a 1,7 euros por litro antes de acabar el año? Sí, perfectamente. 50 litros costarán 85 euros. De momento las autopistas de peaje tienen ahora tanto tráfico como en 1998. El consumo de combustible sigue bajando y está a niveles de 2003. Pero mientras ruede un solo coche, tiene sentido seguir exprimiendo nuestro bolsillo, algo caerá.

Pero no solamente se asfixia al automovilista, también al transporte por carretera, que es mayoritario en este país. Las propias gasolineras están sufriendo un recorte de sus márgenes comerciales, facturan más, pero ganan menos. Todavía está por demostrar que tanta subida es contraproducente, como ha pasado en Castilla y León.

GLP

El GLP es una alternativa más interesante día a día

También es cierto que el automovilista piensa más con el bolsillo, y eso está produciendo que el gas licuado del petróleo (GLP) gane relevancia. De momento, su uso supone el 2,6% del consumo de productos petrolíferos en España. Su uso está creciendo y los números lo avalan.

Según CORES, en los últimos 12 meses el consumo de GLP ha bajado un 6,7%, pero en los primeros 5 meses de 2012, solo baja un 1,2%. Eso significa que se está frenando su caída, gasolina y gasóleo no lo consiguen. De hecho, en mayo, se consumió un 5,5% más de GLP que en mayo de 2011.

El número de gasolineras sigue aumentando, poco a poco, ya hay más de 100. En Europa hay más de 17.000, y 4 millones de vehículos que lo usan frente a unos pocos miles en España. Según vayan subiendo los combustibles tradicionales, más conductores se irán enterando de su existencia. Incluso con el IVA nuevo, el precio no pasa de 80 céntimos por litro.

Fuente | Mundopetróleo, Cinco días, Cores

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios