Sigue a

Plan PIMA Aire

Como complemento al Plan PIVE, el Gobierno ha aprobado el Plan PIMA Aire, encaminado a ayudar a la compra de vehículos industriales. Se trata de una medida que afecta a autónomos, pymes y el mundo de la empresa en general, por la que se espera, además, la reactivación de hasta 10 sectores clave en la economía de España. Es una medida esperada que se hace realidad.

El plan consiste en incentivar con 2.000 euros la compra de vehículos de hasta 2.500 kg de MMA, y de 4.000 euros para la adquisición de vehículos de más de 2.500 kg de MMA, con un límite de 200.000 euros por cada beneficiario de la ayuda. A cambio se pide el achatarramiento del vehículo usado, que deberá tener una MMA de 3.500 kg y una antigüedad mínima de 7 años.

El plan se dirige a un mercado potencial de entre 35.000 y 50.000 vehículos y se calcula que tendrá un impacto de 140 millones de euros sobre la economía española. Las ayudas se pondrán a disposición de las personas que opten a ellas gracias a un acuerdo entre el Ministerio de Medio Ambiente y los fabricantes de vehículos, que irán fifty-fifty a la hora de prestar el dinero para la compra.

Furgoneta blanca, objetivo del Plan PIMA Aire

¿Por qué, el Ministerio de Medio Ambiente? Sencillo. El objetivo del plan es mejorar la calidad del aire, reduciendo las emisiones de gases contaminantes y de CO₂. Actualmente, más del 70 % de los vehículos de reparto que se utilizan para la distribución comercial en las ciudades de nuestro país tienen más de 7 años de antigüedad, lo que a juicio del Ministerio incrementa la contaminación.

De promedio, una furgoneta de reparto recorre al cabo del año más de 27.000 kilómetros con carga, frente a los 15.000 kilómetros sin carga que recorre un turismo. El Plan PIMA Aire va encaminado a reducir los aspectos ligados a la eficiencia energética y, de paso, puede constituir una ayuda para la mejora de la seguridad.

Con la puesta en marcha del Plan PIMA Aire, se espera que la renovación del parque de vehículos industriales conlleve aparejada una reducción del 70 % en NOx, equivalente a 725 toneladas anuales, del 94 % en partículas, equivalente a 114 toneladas, y del 15 % en CO₂, unas 35.000 toneladas, además de un ahorro de carburante estimado en un 16 %, unos 15 millones de litros al año.

Fabricación de vehículos comerciales

Por su parte, los fabricantes de automóviles, asociados en Anfac, ya han expresado su satisfacción por la medida emprendida. Además de que se espera un buen impulso en las ventas de vehículos comerciales, con unas estimaciones de 100.000 matriculaciones en este ejercicio, desde Anfac aseguran que es precisamente en momentos como el presente, de crisis, cuando los empresarios podrán acceder a vehículos nuevos “en las mejores condiciones económicas de la historia”.

No olvidemos tampoco que España es un gran productor de vehículos industriales, de hecho el primer productor europeo en este tipo de vehículos. La medida es positiva por cuanto da un pequeño soplo de aire fresco a buena parte de las factorías de automoción que tenemos en nuestro país. Ahora, habrá que ver cómo se desarrolla el Plan y cuál es el alcance efectivo de la medida.

En Motorpasión | Decálogo de medidas para estimular el sector del automóvil en España, El Plan 3 Millones de Anfac, ¿reindustrialización o quimera?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios