Sigue a

Bugatti Beetleyron

Sé que a más de uno no le ha gustado que dejase fuera al Volkswagen Käfer (Beetle/Escarabajo para los amigos) de mi selección de 10 coches icónicos, así que me voy a redimir con esta imagen. Es la obra de un artista polaco, que se ha imaginado cómo habría sido el Bugatti Veyron en 1945.

Con vuestro permiso, lo llamaré el Beetleyron. Basta con imaginar que no estalla la Segunda Guerra Mundial y que Volkswagen se alía con Bugatti para dar lugar a esta preciosidad. Adopta con una maestría flipante los cánones de diseño de finales de los 30 con un coche que salió 75 años después.

Este modelo distópico podría haber existido en tiempo de paz, porque en 1939 al pobre Ettore Bugatti le cerraron la fábrica. En tiempo de guerra la producción de turismos particulares es accesoria, y como encima sean de lujo, menos aún.

También nos lo podemos imaginar de otra forma. Por la teoría de los viajes en el tiempo, no deberíamos interactuar con nuestros antepasados para no cambiar nuestro futuro. Pues se ve que un Veyron hizo al condensador de fruzo darlo todo a 400 km/h y conoció a un Beetle. Fruto de una noche de pasión que no debió suceder, este fue el resultado.

Podemos especular sobre la tecnología que tendría, un motor con 1.000 CV era difícil de conseguir sin la cilindrada de motores de aviación, y solo habría podido circular velozmente con garantías en las Autobahn del III Reich, donde se batieron varios récords antes de la guerra.

Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé

Este es un Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé, el último modelo que lanzó Bugatti antes de la SGM. Se hizo famoso en 2010 por convertirse en el coche más caro del mundo en una subasta, entre 30 y 40 milloncejos de dólares. Tan bonito como caro. Así veis por dónde andaba el diseño antes de la guerra.

Yo me quito el sombrero ante este tío, de verdad.

Vía | Carscoop
Fuente | rc82 workshop

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios