Sigue a

1972 Ferrari 365 GTS/4 Spyder

Por misterios misteriosos de nuestra mente, el coche al que asociamos al detective Sonny Crockett instintivamente es el mítico Ferrari Testarossa blanco con el que perseguia a los malotes por las calles de Miami en Corrupción en Miami.

Pero antes, durante las dos primeras temporadas, hubo otro Ferrari (o por lo menos eso es lo que nos querían hacer ver), un Ferrari 365 GTS/4 Spyder, que como reza el título, no era tal, sino que era una réplica basada en el Chevrolet Corvette de 1980.

La historia es bastante curiosa, ya que fue el presupuesto inicial de la serie el principal motivo de recurrir a una réplica en lugar de al coche original. La historia completa, la podéis leer en Series de los 80.

Imagen | IMCDb.org

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios