Síguenos

bmw-m1-piquet

BMW M1 pilotado por Nelson Piquet

En la primera parte de este especial dedicado al BMW M1, os contaba cómo nació el ambicioso proyecto E-26 en colaboración con Lamborghini, que después se concretaría en el nombre comercial por el que todos conocemos esta máquina tan especial.

El BMW M1 se construyó por y para la competición. La versión “de calle” no distaba mucho de las especificaciones del modelo destinado al Grupo 4, con la salvedad de la suspensión, que siendo prácticamente idéntica respecto de la geometría y el uso de amortiguadores de gas, tenía ciertas concesiones de cara al confort.

Ahora es el momento de hablar de la faceta deportiva del BMW M1, que es para lo que fue concebido. Curiosamente, este modelo no atesora un gran palmarés deportivo, sin embargo, gracias a una iniciativa de Bernie Ecclestone y Max Mosley, la competición Procar, el BMW M1 se hizo muy popular.

BMW M1, construcción

Lamborghini no pudo cumplir con su parte del compromiso adquirido con BMW Motorsport GmbH para construir el M1 y la necesidad de fabricar 400 unidades en dos años puso en un serio aprieto a la marca alemana. Finalmente, se optó por una solución un tanto compleja, aunque se consiguió el objetivo.

El bastidor lo construía Marchesi y de la carrocería de plástico reforzado con fibra de vidrio, se encargba T.I.R., ambas ubicadas en Módena (Italia). De ahí, pasaban a ItalDesign, la empresa del diseñador Giorgio Giugiaro, donde se ensamblabas las dos piezas y se añadía el equipamiento y revestimientos interiores.

bmw-m1-posteriorBMW M1, diseño italiano, corazón alemán

Los componentes mecánicos se montaban en Stuttgart. Baur, una firma alemana especializada en construir autobuses, se encargaba de esta parte del proceso de construcción. Así que cada unidad, antes de ponerla en marcha por primera vez, tenía tras de sí un buen bagaje de kilómetros.

BMW M1, la competición Procar

A consecuencia del retraso en la producción por lo comentado, la homologación para el Grupo 4 corría peligro y había presiones para que el BMW M1 estuviera en los circuitos. Jochen Neerpasch, director de Motorsport GmbH, junto con Bernie Ecclestone y Max Mosley, inventaron la competición Procar.

La competición Procar, aun teniendo detrás una sutil inspiración comercial, fue una buena idea de cara al espectáculo. Estas carreras se celebraban previamente a la mayoría de los Grandes Premios de Fórmula 1 disputados en circuitos europeos en las temporadas 1979 y 1980.

En aquellos Grandes Premios en los que se intercalaba una carrera Procar, la clasificación para la carrera de Fórmula 1 se celebraba los viernes y la carrera Procar en sábado. Los 5 pilotos más rápidos del viernes competían contra 15 especialistas en turismos, con coches prácticamente idénticos. Este fue el gran aliciente (y el morbo) de la serie Procar. La edición de 1979 la ganó Niki Lauda y la de 1980, Nelson Piquet.

bmw-m1-procar-laudaBMW M1 Procar, conducido por Niki Lauda

Características del BMW M1 Procar

El modelo Procar se diferenciaba fundamentalmente de la versión “matriculable” por el motor. El propulsor M88 original de 6 cilindros fue modificado hasta alcanzar una potencia que rondaba los 470-490 CV. La potencia extra, el peso aligerado hasta los 1.020 kg y la caja de cambios con marchas más largas, le permitían alcanzar velocidades punta de 310 km/h.

El BMW M1 se construyó según la normativa del Grupo 4 y además de ponerse a disposición de los cinco pilotos de Fórmula 1 en la competición Procar, se vendía directamente de fábrica listo para competir por 150.000 marcos alemanes. Varios equipos de competición adquirieron el M1 en estas condiciones, entre ellos Ron Dennis (GB) y Osella (IT).

bmw-m1-procar-2004BMW M1 durante un exhibición en 2004

Alguno de vosotros podrá preguntarse por qué la competición Procar duró sólo dos temporadas si era tan popular. También por qué el BMW M1 no tuvo continuidad dentro del Grupo 4. La respuesta es sencilla, el M1 fue homologado para competir el 1 de abril de 1981 y la normativa cambió sólo nueve meses después, haciendo virtualmente imposible que el M1 siguiera compitiendo.

BMW M1 Grupo 5

La normativa del Grupo 5 en aquellos años establecía una única restricción, podían competir coches de serie especiales, derivados de coches homologados para competir en otras categorías. El primer BMW M1 Grupo 5 disponía de un motor atmosférico con casi 500 CV. Los preparadores fueron desarrollando la aerodinámica del coche y el motor llegó a tener casi 1.000 CV empleando dos turbocompresores.

Schnitzer, preparador alemán considerado el mejor especialista en BMW de la época, desarrolló el M1 Grupo 5 más potente del campeonato alemán. Con un bastidor especialmente reforzado y carrocería de kevlar, conducido por Hans Joachim Stuck, hijo del legendario Hans Stuck, ganó en Nürburgring y en Salzburgring.

BMW M1 y el Pop Art

bmw-m1-andy-warholBMW M1, decorado por Andy Warhol

En 1979, el ídolo del Pop Art y mundialmente famoso Andy Warhol, pintó directamente sobre la carrocería de un BMW M1 una de las obras de arte rodantes más exclusivas, caras y rápidas del mundo. El BMW M1 Art Car compitió en las 24 Horas de Le Mans con el número 76, terminando en sexto lugar.

Actualización: Vídeos. He querido recoger la amable sugerencia de bmw.m, que nos dejó ayer un enlace a un vídeo sobre el BMW M1, por si alguno de vosotros no lee la primera parte del artículo o sus comentarios. ¡Gracias bmw.m! Y ya puestos a actualizar, incluyo otro en el que se puede ver cómo Andy Warhol creó su obra de arte directamente sobre el coche. Contiene también imágenes de la participación del BMW M1 Art Car en las 24 Horas de Le Mans.

Ve el video en el sitio original.

Ve el video en el sitio original.

Vídeo | YouTube (vídeo 1, vídeo 2)
En Motorpasión | BMW M1, un mito de los 70 (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios