Cero emisiones para el último viaje: el Tesla Model 3 se convierte en un lujoso y caro coche fúnebre

Cero emisiones para el último viaje: el Tesla Model 3 se convierte en un lujoso y caro coche fúnebre
10 comentarios

Los coches eléctricos, y los Tesla en particular, también son susceptibles de ser convertidos en coches fúnebres. A un Tesla Model S lo vimos hace tiempo modificado para estos menesteres y ahora le ha tocado el turno a un Tesla Model 3.

En esta ocasión lo firma la nerlandesa Derks Uitvaartmobiliteit, especializada en este tipo de conversiones. Construido sobre el coche más "económico" de Tesla, pasa a convertirse en un lujoso automóvil funerario. Eso sí, barato no es: se ofrece a un precio que dobla el de la variante sobre el que está concebido.

Hasta con cielo estrellado

Tesla Model 3 coche fúnebre

Según especifican en el anuncio, Derks ha cogido por banda un Tesla Model 3 Gran Autonomía, dotado de un propulsor por cada eje y siendo por tanto tracción integral. Su precio es de 113.950 euros, bastante más que los 52.400 euros por los que se comercializa ahora esta versión del modelo californiano.

También supera en precio a otras conversiones de esta firma, como el concebido sobre un Mercedes-Benz Clase E, un modelo que es más caro que el de Tesla. Y todo ello teniendo en cuenta que no es nuevo: si bien data de 2022, se vende con más de 8.500 recorridos.

Del Model 3 original mantiene el frontal, así como las puertas delanteras, las defensas o los faros. El resto ha sido modificado, esencialmente la trasera que se estira para que firme los 5,56 m de largo en comparación a los 4,69 m de este modelo eléctrico.

Tesla Model 3 coche fúnebre

Se han añadido también unas generosas ventanillas desde el pilar B, como suele ser habitual en este tipo de vehículos, así como una gran luna posterior. Todas ellas van cubiertas desde el interior con cortinas de accionamiento eléctrico.

Dentro del habitáculo del coche donante solo quedan los asientos delanteros: toda la zona trasera se convierte en una diáfana zona de carga, equipada con rieles y sujeciones varias para alojar el ataúd.

Pero quizá lo más llamativo es la iluminación interior, destacando el techo, que simula una suerte de cielo estrellado a base de pequeñas luces LED. Además, dispone de nuevos huecos de almacenamiento y vanos, que se reparten por los laterales o las puertas.

Tesla Model 3 coche fúnebre

El Model 3 Gran Autonomía promete hasta 602 km de rango entre cargas, pero debido al mayor peso de la conversión se entiende será menor. Sea como fuere no lo especifican.

Se entiende además que sus prestaciones serán más limitadas. Esta variante con dos propulsores que suman 366 kW (498 CV), promete hacer el 0-100 en 4,4 segundos. Y su punta es de 233 km/h. Quizá excesivo para un coche fúnebre, así que tampoco es un drama. Miércoles dice que quiere tres.

Temas