Compartir
Publicidad

Ni con toda tu fortuna te dejarán rodar en Nürburgring con tu Ferrari FXX K

Ni con toda tu fortuna te dejarán rodar en Nürburgring con tu Ferrari FXX K
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque dicen que el dinero no da la felicidad, todos sabemos que eso es una falacia. Al menos te acerca mucho a ella si eres un aficionado al motor que puede permitirse el lujo de gastar tres millones de dólares en un Ferrari FXX K. Pero no, el dinero no lo es todo ni siquiera en estos casos, aunque puedas permitirte el golazo de regalar uno de estos carracos a tu mujer por su cumpleaños.

El FXX K es un coche sumamente especial, más allá de los 1050 CV de su motorización híbrida V12 6.3 y eléctrica, su aerodinámica activa y pasiva, su precio o su uso restringido a circuito. Cuando no lo usas, el alter ego del LaFerrari no duerme en tu garaje, se lo queda Ferrari, y no es únicamente eso lo que decide la casa del cavallino rampante.

Ferrari Fxx K Nurburgring 3

En unas declaraciones a Top Gear, Enrico Galliera (responsable del programa XX de Ferrari) ha afirmado que si sus clientes están interesados en dar una vuelta con su Ferrari FXX K a Nürburgring se pueden ir olvidando. Según el mismo Galliera, Ferrari está mucho más centrada en la experiencia de conducción que en los tiempos por vuelta.

En Maranello quieren que cuando los clientes de sus superdeportivos puedan disfrutar de sus máquinas terminen pensando en que tienen EL coche supremo, sin preocuparse por el tiempo por vuelta que puedan haber hecho y centrándose en la experiencia de cómo el coche te hace sentir.

Lo curioso es que su pariente, el Ferrari 599XX, integrante del mismo programa de experiencias de conducción, sí pueda rodar en el Infierno Verde. Ésto da pie a pensar en que nadie en Ferrari quiere que trascienda el tiempo de su coche en un lugar tan expuesto como Nürburgring por la sencilla comparación con cualquier otro coche y el riesgo extra que supone la pista alemana.

Ferrari Fxx K Nurburgring 1

Al final, da la impresión de que pagas una millonada con el coche y sólo lo usas cuándo y cómo la marca quiera. Que ya quisiera yo, ojo. Además seguro que te tratan como a un semi-dios en esos track days y al final debe merecer la pena pagar lo que te cuesta un yate.

En cualquier caso, Galliera dejó también la puerta entreabierta a una posible mejora del FXX K. Cuando terminen de entregar toda la producción actual empezarán a pensar en, lo que podría ser un Ferrari FXX K Evoluzione. ¿Hasta dónde pueden mejorar estos coches?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos