Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tomaron Ferrari y Fernando Alonso la decisión adecuada?

¿Tomaron Ferrari y Fernando Alonso la decisión adecuada?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hace demasiado tiempo, Ferrari era un cúmulo de problemas. Monoplazas que no evolucionaban adecuadamente debido a un túnel de viento "estropeado", errores en la toma de decisiones desde el muro, un equipo lento y poco seguro a la hora de los pit-stops...Vamos, la lista completa para no aspirar a ganar un título.

Pero en los últimos tiempos, Ferrari es el mejor ejemplo de la evolución, positiva, de una escudería de Fórmula 1, ¿hasta hoy?. Tras el toque con Sebastian Vettel en la curva dos, el alerón delantero del asturiano se descolgaba con el riesgo de que éste se rompiera por completo y provocara un abandono prematuro o una parada en pits ya en la primera vuelta. Ambas opciones significaban casi decir adiós a un gran resultado en Sepang.

Desde el muro, y con el OK de Fernando Alonso como así lo han confirmado después de la carrera, se decidió que el piloto continuara en carrera con el alerón delantero roto y con el objetivo de que aguantar lo máximo posible. De esa forma, si la pista se secaba, Alonso podría cambiar el alerón y los neumáticos, a seco, en una misma parada minimizando el efecto negativo del percance. Pero tras lo ocurrido, la decisión era, a todas luces, muy optimista.

El alerón duraba poco más de una vuelta y en la recta de meta sucumbía provocando la salida de pista y el posterior abandono de Alonso. Primer cero de la temporada para Ferrari y para el asturiano. Pero la gran pregunta es: ¿de verdad Ferrari esperaba que el alerón fuese a aguantar? Tras el toque con Vettel, desde boxes tenían poco más de un minuto y medio para tomar la decisión pero esperar que el alerón aguantara en el trazado con dos de las rectas más largas del mundial de forma consecutiva más de una vuelta era una auténtica locura. Y no creo que esta opinión sean de esas de a toro pasado.

En Ferrari pensaban que aguantar en pista era buscar la victoria. Realizar una parada más es perder entre 30 y 40 importantísimos segundos, suficiente como para únicamente luchar por algunos puntos. Pero rodar varias vueltas con el alerón delantero "colgado" equivale a perder tanto o más tiempo o incluso dar por concluida la carrera como ocurrió. Y esos cálculos se podían hacer mientras veían a Alonso cerrar todas las puertas a Webber.

Está claro que un cero a estas alturas del campeonato no es un mal mayor. Aún queda mucho campeonato pero si tenemos en cuenta lo ocurrido el año pasado, a pesar de la gran temporada realizada por Alonso, dos ceros fueron suficientes como para perder el mundial. A veces, pensar con la calculadora en la mano, no está de más. A pesar del accidente, conseguir 6 u 8 puntos hoy no era tan descabellado. Sin embargo, Ferrari se la jugó al premio gordo y la apuesta les salió rana. Hoy Sebastian Vettel ya tiene 22 puntos de ventaja sobre Alonso. Casi una carrera cuando tan sólo llevamos dos...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos