Compartir
Publicidad

Sébastien Loeb abrumado por la rapidez del nuevo Peugeot 208 T16

Sébastien Loeb abrumado por la rapidez del nuevo Peugeot 208 T16
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se hace difícil imaginar que un piloto que prácticamente ha probado de todo en el automovilismo se sorprenda ante un nuevo coche o reto. Más aún si ese hombre del que estamos hablando no es otro que Sébastien Loeb. El alsaciano se puso hace tan sólo unos días por primera vez al volante de su nuevo Peugeot 208 T16 y por lo que se ve en la expresión de su cara al comienzo del video (que no os debéis perder), le ha sorprendido.

La jornada de pruebas, realizada en la pista privada de la Ferté – Vidame ha permitido a Loeb realizar una primera toma de contacto con la nueva bestia de Peugeot Sport antes de probarlo la próxima semana en el Mont-Ventoux. Lo que más le ha sorprendido al nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes (además del estruendo que produce el motor) es la capacidad de aceleración, según él superior a la de un Fórmula 1.

Este 208 T16 Pikes Peak es un auténtico cohete. Tiene una potencia increíble. Jamás había conducido nada que acelerara tanto. En las primeras marchas, un Fórmula 1 no entrega nunca todos los caballos de su motor mientras que en este caso, desde que aceleras en primera con las cuatro ruedas motrices y el turbo, acelera de inmediato. Me encontré en sexta a 240 km/h en nada.
Loeb

Recordemos que además de los World Rally Cars que ha conducido durante su larga carrera deportiva en el Mundial de Rallyes, Loeb ha probado muchas otras categorías, consideradas por muchos como la cumbre de la tecnología y de la velocidad. Sin ir más lejos se ha puesto al volante de varios Fórmula 1 (RB4 y el Renault R27) y compitió en Le Mans con el Pescarolo C60, además del Citroën DS3 RallyCross, posiblemente dos de los coches más rápidos del mundo y uno de los que mejor acelera, respectivamente. Aún así le ha sorprendido el nuevo Peugeot. ¿Le tendrá miedo? Yo apuesto que no.

Cada cambio de marcha te abruma. Es tan brutal que necesitas un pequeño periodo de adaptación antes de acostumbrarte al golpe que producen las marchas al entrar. Las frenadas son también impresionantes gracias al apoyo aerodinámico y a los neumáticos tan anchos. Es realmente un prototipo muy eficaz con un enorme potencia. En realidad, este 208 es una mezcla de lo mejor de la tecnología del deporte automovilístico; tiene mucho apoyo aerodinámico, como en la Fórmula 1, neumáticos anchos como los de un prototipo y un diferencial como el de un WRC. He probado ya muchos tipos de coches de competición pero en este caso, las sensaciones han sido diferentes a todo lo que he conducido hasta ahora.

En MotorpasiónF1 | Sébastien Loeb

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos