Compartir
Publicidad
Publicidad

Miguel Molina presenta el Audi RS5 con el que disputará la temporada 2013 en el DTM

Miguel Molina presenta el Audi RS5 con el que disputará la temporada 2013 en el DTM
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la jornada de ayer, Audi nos citó para conocer de primera mano el "nuevo" Audi RS5 que en 2013 disputará el DTM. Siendo sinceros, y como ya comentamos aquí, el paso del A5 a RS5 es simplemente un cambio de denominación determinada por motivos comerciales y que ayudará a Audi a igualar el modelo, y la campaña asociada, a sus rivales (BMW con el M3 y Mercedes-Benz con el Clase C AMG). Aún así no podíamos perder la oportunidad de verlo en directo con nuestros propios ojos.

Si esto no fuese suficiente, Miguel Molina actuó de perfecto cicerone y el mismo se encargó de desvelar los nuevos colores con los que correrá en 2013. Además tuvimos la oportunidad de charlar con el unos minutos analizando algo sobre su pasado y presente en la categoría.

Tras desvelar sus nuevos colores, Molina pasa del azul oscuros e Red Bull (colores que heredará Jamie Green) al rojo, el piloto de Lloret de Mar nos desveló que se muestra muy optimista y con muchas ganas para la temporada que esta a punto de comenzar. Con la llegada de la nueva reglamentación, que elimina buena parte de los entrenamientos libres, es consciente de que durante esta temporada la carrera tendrá mucha más importancia. Por ello, será importante que el piloto haga valer su experiencia. La puesta a punto del coche y adaptarse a las condiciones de pista, buscando el mayor grip mecánico posible, serán puntos fundamentales en una temporada que promete.

Miguel Molina

Durante la rueda de prensa, los cambios en el reglamento fue uno de los temas estrella. En 2013, el DTM estrenará DRS y la nueva reglamentación sobre neumáticos. Ambos puntos, deberían permitir que haya más espectáculo en las carrera. Por contra, la clasificación perderá importancia.

Comenzando por los neumáticos, esta temporada el ITR se ha sacado de la manga un nuevo juego de neumáticos que los pilotos tendrán que utilizar en carrera. Aún no se sabe cómo, ni cuando, pero de momento los pilotos saben que serán más blandos y que no los podrán utilizar en estrenos o clasificación. Llegarán sin conocerlos a carrera, aunque se está discutiendo que los equipos cuenten con algún juego para probar durante los test de pretemporada.

Con estos factores nuevos, la estrategia en carrera también será importante. Buscar una táctica distinta a los demás será el objetivo para tratar de buscar la sopresa, aunque antes habrá adaptarse. Sea como fuere, Molina reconoce que esto podría falsear un poco el resultado de, al menos, los primeras carreras. Eso si, es consciente de que cualquier cambio le favorece.

Como suele ser habitual, los pilotos de la Fórmula que llegan al DTM fue otra de la cuestiones. Para Molina, la filosofía de un vehículo carrozado es lo más complicado de asimilar y hace que la adaptación sea más difícil. De momento, por hoy es todo. Mañana podréis leer la pequeña entrevista que realizamos con Miguel Molina.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos