Compartir
Publicidad
Publicidad

Mi Gran Premio de Europa 2011: la carrera más sosa del año

Mi Gran Premio de Europa 2011: la carrera más sosa del año
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de haber convertido en interesante un Gran Premio tradicionalmente tan falto de acción en pista como el de España en el Circuit de Catalunya, esperaba ansiosamente comprobar si la nueva reglamentación 2011 junto con los neumáticos Pirelli transformaban la carrera en el Valencia Street Circuit en algo parecido a lo que llevábamos viendo esta temporada. Nada más lejos de la realidad.

La doble zona DRS se mostró esta vez bastante inefectiva, y sólo poniéndole mucha convicción y algo de narices se podía materializar un adelantamiento a un monoplaza con un ritmo similar. Eso es lo que le puso Fernando Alonso para pasar a Mark Webber en pista. En ese adelantamiento, el DRS fue necesario pero no suficiente, pues la frenada del piloto asturiano, considerando que llega a ella con más punta que Webber, es para tener muy en cuenta.

Tampoco los neumáticos marcaron esta vez una diferencia considerable. Sólo recuerdo como caso más evidente de adelantamiento achacable a las gomas el de Button a Rosberg al inicio de la carrera. Nada más. ¿Hubieran cambiado mucho las cosas si Pirelli hubiera mantenido su elección de superblando-blando en lugar de decantarse finalmente por compuestos más duros (blando-medio)? Paul Hembery dice que no, pero yo creo que con toda seguridad hubiéramos visto otra carrera.

Sin ir más lejos, no es ningún secreto que Ferrari sufre más a mayor dureza de compuesto de neumáticos. No es ninguna casualidad que en Mónaco y Canadá el ritmo de los Ferrari fuera notablemente bueno en comparación a Red Bull. Además de ser dos circuitos que no penalizan en exceso los defectos del F150 (sí, yo le sigo llamando así), fueron dos circuitos en los que Pirelli llevó los superblandos y los blandos. Para evaluar el asunto de las gomas, Massa sí es una muy buena referencia, y estaremos de acuerdo que llevamos unas carreras viendo al mejor Massa de la temporada. Así que permitidme pensar que con unos compuestos más blandos, Alonso hubiera podido dar más guerra a Vettel en Valencia.

Sebastian Vettel en el Gran Premio de Europa de F1 2011 en Valencia

Porque no nos engañemos: Sebastian Vettel ganó casi a placer en Valencia, pese a todo. No se está valorando lo suficiente lo extraordinariamente bien que está pilotando Vettel este año, pero insisto que no hay que perderse en la milonga del coche superior. El año pasado el Red Bull también era muy superior, y Vettel no hizo, ni por asomo, la temporada que está haciendo este año. No es fácil dominar así con un coche superior. En la historia de la Fórmula 1 ha habido muchos coches dominantes, pero pocos pilotos los han sabido llevar a una superioridad equivalente en cuanto a resultados. Si no pega un bajón de relajación, este año dejará unas marcas muy difíciles de batir.

Gran carrera de Fernando Alonso

El único que a mi parecer pudo haberle hecho sombra a Vettel en Valencia fue Fernando Alonso. En muchos momentos de la carrera parecía realmente que tenía ritmo para disputarle la victoria a Vettel. Pero el gran hándicap del asturiano esta temporada es el muro de Ferrari. En un año en el que el premio se lo lleva, generalmente, el que toma la iniciativa en cuanto a estrategia, tiene un equipo que no es capaz de anticiparse a sus rivales en ese sentido. Creo firmemente que ayer les salió bien la jugada en la última parada sin querer. Webber volvió a anticiparse en su parada, y Ferrari vio claro que sus parciales con las medias no superaban los que estaba marcando Alonso con las blandas, y alargaron un poco más la entrada del piloto español. Pero en ese momento, Vettel ya no era un objetivo alcanzable.

Alonso puso en pista todo lo que tenía que poner. Pilotó para ganar la carrera. Lo demostró en la misma salida, donde una frenada por el exterior con una carga de combustible bestial (en 2010, Valencia fue la carrera en la que los coches empezaron con más combustible de todo el año, para hacernos una idea), le devolvió la mala tracción que inevitablemente se encontró al salir por el lado sucio de la recta de meta. Su ritmo era superior al de Webber, y parecía que podría incluso plantarle cara a Vettel si se quitaba al australiano de delante. Se lo quitó magistralmente en pista después de que su equipo no le diera opción de hacerlo en boxes en la primera parada, pero en la segunda, una nueva estrategia reactiva de Ferrari le volvió a dejar detrás de Webber. Tuve la sensación de que mientras Alonso estaba pilotando para ganar, Ferrari iba decidiendo la estrategia para conservar el podium. Cabe decir, sin embargo, que cuando estuvo detrás de Vettel, quedó claro que no podría disputarle la victoria.

Fernando Alonso en el Gran Premio de Europa de F1 de 2011 en Valencia

Jaime Alguersuari destaca entre el resto

Las diferencias del grupito de tres con el resto fueron abismales. McLaren no estuvo nada fina en este Gran Premio, cosa que me sorprendió, y Hamilton volvió a naufragar en otro circuito en el que se esperaba mucho más de él. La diferencia entre los dos McLaren y Massa con el resto del pelotón tampoco fue pequeña, que digamos.

Del resto, dejadme destacar, y mucho, el carrerón de Jaime Alguersuari. Por fin llegó la carrera consistente y seria que tanto necesitaba el de Toro Rosso. Los tiempos de Jaime fueron extraordinarios si tenemos en cuenta su estrategia de neumáticos (a una parada menos que la mayoría), el calor que hacía, y el habitual desgaste de gomas de su Toro Rosso. Por momentos, tenía el mismo ritmo que el propio Hamilton con una parada menos. Si realmente han entendido porque lo han hecho tan bien en Valencia, podemos empezar a verlo con frecuencia en los puntos. Podría empezar ahora la lucha de verdad, aunque todavía no tengo muy claro ni contra quién (Ricciardo, Webber, Buemi) ni para qué (conservar asiento en Toro Rosso, conseguir asiento en Red Bull).

Y para ser una carrera sosa, creo que ha dado mucho de sí en cuanto a temas a comentar. No hago demasiada referencia al tema de los mapeados del motor, porque las diferencias de verdad se verán en Silverstone. Pero que nadie espere que de repente Red Bull deje de ir como un tiro. Y sobre todo: se acabaron los circuitos que todos sabíamos que serán favorables a Ferrari, y no se ha podido pescar ni una victoria. Ahí lo dejo. Sobre Valencia, no comento nada más, simplemente que Hispania vuelve a estar por detrás de Virgin en esa bonita lucha por no ser el último equipo, y que Adrian Sutil se ha puesto las pilas últimamente, en detrimento de Paul di Resta, que parece haber pegado un bajón. Falta le hace.

Nos leemos después de Silverstone por aquí, o durante la espera en mi twitter (@smarcusf1).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos