Compartir
Publicidad

James Hinchcliffe logra en St. Petersburg su primer triunfo en IndyCar

James Hinchcliffe logra en St. Petersburg su primer triunfo en IndyCar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El canadiense James Hinchcliffe prorrogó la buena marcha de Andretti Autosport imponiéndose en la primera cita de la IndyCar Series 2013, disputada ayer domingo por las calles de St. Petersburg, en Florida. El simpático piloto patrocinado por GoDaddy adelantó a Helio Castroneves en la última resalida de la prueba y aguantó por delante del brasileño para estrenar así su palmarés.

El máximo favorito, el australiano Will Power, que marcó una pole estratosférica en la jornada del sábado, quedó eliminado de la lucha por la victoria después de que el doblado JR Hildebrand volara sobre su coche en pleno periodo de Caution por el accidente de Sebastián Saavedra. Hildebrand simplemente se cubrió gloria, pues previamente habia realizado además un par de desdoblamientos bajo bandera amarilla. Tras los daños en su monoplaza, un pinchazo y un nuevo accidente mientras remontaba, Power acabó decimosexto a tres vueltas.

No se puede decir que los mejores de 2012 tuvieran precisamente un debut plácido. Además de los problemas de Power, vimos al vencedor en Indianápolis la temporada pasada, Dario Franchitti, acabar contra el muro en las primeras vueltas de carreras, mientras que el vigente campeón, Ryan Hunter-Reay, abandonó por problemas mecánicos.

El podio lo completó su compañero, y el del vencedor, Marco Andretti, que a falta de una vuelta para el final superó a Simona de Silvestro. La suiza de KV Racing estuvo a un gran nivel durante todo el fin de semana, siendo tercera el sábado y rodando en esa posición hasta que sus gomas dijeron basta en los últimos compases de carrera, acabando así sexta, tras su compañero Tony Kanaan, y el neozelandés Scott Dixon.

Otra buena carrera arruinada por problemas ajenas a su voluntad fue la del rookie Tristan Vautier. El campeón de las Indy Lights 2012 sorprendió al colarse en el Fast Six (Q3, traducido al lenguaje F1) el sábado y rodar en cabeza hasta que un fallo en los escapes le obligó a retirarse, tal y como le ocurrió a su compañero en Sam Schmidt y compatriota Simon Pagenaud.

En lo que respecta a Oriol Servià, el de Pals salió decimosegundo, pero pronto mostró que su ritmo en el pelotón era insuficiente, perdiendo posiciones. Así, intentó ganar posiciones cambiando su secuencia de paradas en boxes, lo cual le permitió rodar como líder tras un periodo de Caution, pero al realizar su parada, su monoplaza no engranó la primera, perdiendo seis vueltas en reparaciones y acabando en decimoséptima posición.

La próxima cita de la IndyCar Series tendrá lugar dentro de dos semanas en el bonito trazado permanente de Barber, en Alabama.

Foto y vídeo | IndyCar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos