Compartir
Publicidad

El motivo de las roturas de los motores Ferrari fue...¿la ECU de McLaren?

El motivo de las roturas de los motores Ferrari fue...¿la ECU de McLaren?
0 Comentarios
Publicidad

No podía tardar demasiado en generarse la polémica acerca de las centralitas electrónicas estándar que suministra este año a todas las escuderías McLaren Elctronic Systems, filial más que evidente de la escudería de Woking. Se criticó mucho que el equipo "espía" fuera el encargado de suministrar el cerebro que gestionaría todos los monoplazas de la parrilla, pero al final, todos lo asumieron, y se llegó a un pacto de no criticar esta ECU públicamente para no dañar la Fórmula 1.

Pero tras la extraña rotura de los dos motores de los F2008 en Australia - no rompían los dos motores a la vez desde Bélgica 1994 -, ya se han podido leer en algún que otro medio las primeras palabras en boca de ingenieros anónimos de Ferrari afirmando que "los datos erróneos de la centralita es lo que ha estropeado los motores”. Incluso se afirma que Stefano Domenicalli habría dicho algo así como: "Esto no nos había pasado antes, y no es que ahora seamos imbéciles”. Vaya, lo que faltaba es que empezaramos ya en la primera carrera del año con sospechas sobre la centralita única. La verdad es que la complicada adaptación a la nueva ECU ha dado más de un problema a muchos equipos, y parece que McLaren apenas ha notado el cambio. Un ingeniero de Red Bull, aseguraba que "el problema no es la centralita, sino el complicado software para descargar los datos. Parece encriptado a propósito”. Venga de donde venga el problema, empiezan demasiado pronto las sospechas. Y mucho cuidado, que la próxima carrera es en Sepang, circuito que castiga a los motores de lo lindo. No quiero ni pensar qué se puede decir si algún Ferrari vuelve a abandonar por problemas de motor.

Como dato curioso para ilustrar lo grave del doble abandono de Ferrari el pasado domingo, hay que recordar que el último abandono de ambos coches por problemas mecánicos se dio en el Gran Premio de Inglaterra del 1997, mientras que el último doble fallo de motor se produjo, como ya he comentado, en el Gran Premio de Bélgica de 1994. 14 años después, en la primera carrera que los motores son gestionados por la centralita de McLaren, vuelven a romperse los dos. No digo que esté hecho a mala idea ni intencionadamente, pero el dato da que pensar.

Vía | El Periódico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio