Compartir
Publicidad
Publicidad

Día de la infamia en Indianápolis

Día de la infamia en Indianápolis
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

Finalmente se consumó la vergüenza. Los equipos Michelin han realizado la vuelta de calentamiento, pero se han retirado a boxes sin tomar la salida. Michelin pidió a sus equipos no participar, ya que no garantizaban su seguridad, y la FIA no dió su brazo a torcer en ninguna de las propuestas que se le hicieron: cambiar las ruedas o poner una chicane provisional antes del óvalo. Los equipos que pedían la chicane estaban dispuestos a correr renunciando a los puntos, y que sólo se los disputasen los equipos Bridgestone. La FIA y Ferrari se han negado a todo.

Puede que todos tengan parte de culpa y parte de razón, pero la pantomima de carrera que se está viviendo es un golpe mortal para la F1 en USA, y significa un antes y un después para la Fórmula 1 en el mundo. Habrá las sanciones que quieran, pero serán las mismas para Renault, McLaren y todos los demás, así que eso da igual. Lo que está claro es que es la ruptura de la FIA con los constructores no Ferrari. El nacimiento del GPWC es ya irreversible.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos