Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Diez carreteras para perderse y disfrutar del entorno

Diez carreteras para perderse y disfrutar del entorno
10 comentarios

Una parte muy importante del viaje y del placer de cualquier desplazamiento es para muchos el propio trayecto. Trayectos llenos de encanto que nos permiten disfrutar de la naturaleza, visitar lugares emblemáticos, conocer parte de nuestra historia o, por qué no, deleitarnos con la gastronomía de la zona.

Vamos a dar un pequeño repaso a algunas de la interminable lista de carreteras de nuestro país en las que, sin duda, vamos a tener la oportunidad e incluso la necesidad de detenernos para deleitarnos con lo que nos rodea.

N-621, el desfiladero de la Hermida

Con sus 21 kilómetros, el desfiladero de la Hermida es el más largo de España. Está situado en la comunidad de Cantabria y la carretera transcurre paralela a las cristalinas aguas del rio Deva.

Hermida

A ambos lados, grandes muros de piedra nos envuelven y raramente permiten que se cuele algún rayo de sol. El color gris de la montaña, combinado con el siempre verde de la vegetación, hace de este tramo de carretera un auténtico delirio para los sentidos.

Experimenta el conducir en un pasillo de muros infranqueables donde el sol apenas toca la carretera

Sus orígenes se remontan al 1863, cuando este camino se utilizó para exportar las materias primas de Liébana que partirían posteriormente hacia Inglaterra, Bélgica y Alemania.

En el entorno, cabe destacar Potes, conocida localidad para todos los amantes de la montaña, y capital del Valle de Liébana. No puedes dejar de subir a Tresviso y probar su famoso queso Picón. Para llegar, lo bonito es hacerlo a pie, tomando el camino que comienza a la altura de Urdón y que, en unos 6 kilómetros, tras rebasar un desnivel de unos 800 metros, te deja en uno de los pueblos más bonitos de Cantabria. Sí, es un esfuerzo, pero merece la pena.

MA-2141, la carretera de Sa Calobra

Por su belleza, es una de las carreteras de referencia. Vista desde el cielo, este tramo de la MA-2141 es una auténtica culebra que se retuerce y se gira sobre sí misma. Un verdadero disfrute para los conductores (si les gustan las curvas) y, al mismo tiempo, una alegría para la vista de los pasajeros.

Sa Calobra

Estos 14 kilómetros de carretera en la Isla de Mallorca enlazan un sinfín de curvas cerradas que, junto con los acusados barrancos de piedra, hacen de ella un lugar único, sí, pero también peligroso.

¡Ojo! se avecinan curvas, curvas y... más curvas

A la llegada a Sa Calobra en plena sierra de Tramuntana, podemos visitar la cala que se encuentra en la desembocadura del Torrente de Pareis, uno de los pocos accesos al mar de la sierra. En 2003, por el interés que representa su fauna y su flora, que reúne más de 300 especies, fue declarado Monumento Natural por el Gobierno Balear.

N-630, el Puerto de Pajares

Para pasar de León a Asturias, podríamos elegir entre dos opciones: hacerlo por la AP-66 o utilizar la N-630. La elección puede depender de muchos factores, pero decantarnos por la segunda va a merecer la pena.

Pajares

A muchos os sonará Pajares porque en invierno, cuando hay puertos bloqueados por las nevadas, este suele ser uno de los primeros de la lista. Si hay nieve o temporal, aunque las vistas sean bonitas, por seguridad es mejor optar por otra vía.

Nieve, niebla, viento: el clima es un factor muy importante que tener en cuenta

Este paso presenta una altitud de 1378 metros y fuertes pendientes, lo que ha propiciado que durante muchos años forme parte de una de las etapas más bellas de la Vuelta Ciclista a España.

Se trata de una carretera de montaña, con lo que todo ello conlleva, y en la que la conducción ha de ser muy precavida. A la nieve en invierno, hay que sumar otros factores, como la niebla o manchas de combustible en la calzada, que en algún caso han sido denunciadas por algunos colectivos.

TF-21, con vistas al Teide

Tener una habitación con vistas al techo de España es un lujo del que puedes disfrutar si conduces por la TF-21. Mientras te acercas al Teide, un paisaje volcánico te va rodeando poco a poco. No, no estás en la luna, estás en las Islas Canarias, más concretamente en Tenerife.

Teide

Ni Marte ni la Luna, este paisaje árido y arrebatado es Tenerife

La carretera se adentra en el Parque Nacional del Teide, en pleno centro de la isla de Tenerife. Las sucesivas erupciones volcánicas han conformado un paisaje espectacular con un anfiteatro de más de 15 kilómetros.

Se trata del parque nacional más visitado de Europa. En 2007 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y también desde ese año es considerado como uno de los 12 Tesoros de España.

M-501, la carretera de los pantanos

A pocos kilómetros de Madrid, localizamos esta carretera que, partiendo de la mismísima M-40, une la capital con la zona oeste de la comunidad. Esta ha sido tradicionalmente una carretera convencional, que se ha convertido en la mayor parte de sus tramos en una autovía.

Esta vía atraviesa parajes de alto valor ecológico, empezando por el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, siguiendo con los encinares de Boadilla del Monte y de Villaviciosa de Odón para, finalmente, a partir de Quijorna y hasta el límite con la provincia de Ávila, atravesar zonas de especial protección de aves (ZEPA).

Pantanos

La carretera debe su nombre al pantano de San Juan, un embalse que se construyó allá por el año 1955 y es capaz de almacenar 138 hm³, con una superficie de 650 hectáreas. Para muchos, constituye una auténtica salida al mar en pleno centro de la península que ofrece multitud de actividades recreativas y de ocio.

N-110, el Valle del Jerte

Mucho más que los cerezos en flor, lugares extraordinarios a los que llevan dos trazados distintos

La nacional 110 que va desde Soria a Palencia atraviesa una de las maravillas de la comunidad extremeña, el Valle del Jerte, declarado Bien de Interés Cultural en 1973.

El reclamo sin duda más conocido es el idílico entorno que ofrecen los cerezos en flor al inicio de la primavera y que cubre todo el territorio con una manta de colores blancos y rosas. Más de un millón y medio de cerezos se ponen de acuerdo para colorear el valle durante apenas 15 días.

Jerte

Lo ideal es visitar los diferentes pueblos de la zona para tener la oportunidad de conocer distintas perspectivas, y existen dos trazados para disfrutar del espectáculo. Por una parte, una ruta circular en coche de unos 50 km de recorrido que pasa por localidades como Valdastillas o el Rebollar. Y otra lineal que va de Navaconcejo a Puerto de Tornavacas de unos 30 km.

A-7000, carretera de los Montes de Málaga

Desde Málaga, parte esta carretera que asciende hasta el Parque Nacional Montes de Málaga para brindar al viajero una vista impresionante de la ciudad.

Malaga

Curvas, vegetación y vistas espectaculares, ¿qué más se puede pedir?

Poco a poco, las curvas y el paisaje mediterráneo cubierto por bosques de pino carrasco van tomando el protagonismo junto con encinas, alcornoques y quejigos.

Se trata de una carretera muy conocida entre los amantes de la moto, con curvas muy pronunciadas que retan al motorista. La ruta se puede alternar con numerosos puntos de parada donde deleitarse con las magníficas vistas.

GM-1, los Parques de la Gomera

Al norte de la isla de la Gomera discurre esta carretera atravesando el Parque Natural de Majona y el Parque Nacional de Garajonay.

Gomera

El primero, situado al noroeste de San Sebastián de la Gomera, constituye un paisaje representativo de abrupta orografía, donde la erosión ha labrado grandes barrancos que se ven desde la carretera. ¡Cuidado con el vértigo!

Circulando entre la laurisilva, todo un privilegio para los sentidos

Por su lado, el Parque Nacional del Garajonay, que toma su nombre del pico de mayor altura de la isla, con 1487 metros sobre el nivel del mar, alberga la mejor muestra conocida en el Viejo Mundo de laurisilva. Se trata de un bosque húmedo de distintas especies de hoja perenne que en el Terciario cubría prácticamente toda Europa.

AC-550, la Costa da Morte

Playas, acantilados, pueblos preciosos se alternan si circulas por esta carretera, que va desde Riveira hasta Cee. La AC-550 bordea toda esta parte de la costa gallega.

Imagen10

Sería imposible recoger en pocas líneas todo lo que nos podemos encontrar en este entorno, pero vamos a destacar el Parque Natural de las Dunas de Corrubedo, el Castro de Baroña y la cascada del río Xallas. Este último enclave, situado en Ézaro, es el único río de Europa que desemboca formando una cascada y ofrece un espectáculo increíble.

Curvas en carreteras ocupadas por coches y personas, ¡cuidado con los peatones!

La carretera atraviesa muchas poblaciones y, en muchos casos, es el nexo de conexión no solo para coches, sino también para peatones. Si circulas por esta zona, no lo olvides, es frecuente encontrar personas caminando por la carretera y hay que tener cuidado, sobre todo al anochecer, cuando las curvas y la oscuridad hacen ciertos tramos especialmente difíciles.

La décima, tu ruta preferida

Nos hemos dejado en el tintero muchas rutas, muchos tramos de carretera que están a la altura de cualquiera de los que hemos mencionado. Seguramente, vosotros tengáis en la cabeza vuestra propia selección igualmente válida y representativa de los muchos tesoros que nos rodean.

Landcruiser20211 Easy Resize Com

Cada conductor tiene su trozo de carretera preferido por cualquier motivo, ya sea por el entorno, por el sitio al que se dirige o sencillamente porque disfruta conduciendo por esa zona. ¡Disfrutadlos con seguridad!, y si os apetece compartidlo con todos dejando un comentario.

Imágenes | Google Maps, sala de Prensa Toyota

También te puede gustar

Inicio