Compartir
Publicidad

Tomamos el pulso en Irlanda a las nuevas motorizaciones diésel de Opel

Tomamos el pulso en Irlanda a las nuevas motorizaciones diésel de Opel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tres años que Opel inició una renovación que atacaba al corazón de sus modelos. El fabricante se marcó un período de cuatro años entre 2014 y 2018 para actualizar 17 motorizaciones. En Motorpasión hemos seguido de cerca esta evolución: primero en su génesis probando los motores 1.6 y transmisiones en Alemania; tomando contacto con estos en las gamas de Astra, Meriva y Zafira Tourer; y ahora, con las actualizaciones diésel del Opel Mokka y del Opel Insignia que nos han llevado a Irlanda (de hecho, ya lo anunciábamos en enero).

Esta vez el acusado contraste de carreteras, pasando de la comodidad de la autovía a la exigencia de una ruta más rural, revirada y con piso irregular nos ha servido para ir un paso más alla con los 1.6 CDTI y 2.0 CDTI examinando y comparando las prestaciones prometidas en ambas situaciones. Ahora bien, lo primero es lo primero, no podemos olvidar que son "hijos de Euro 6", y que una de sus prioridades es la reducción de emisiones de agentes contaminantes.

Es nuestro pan de cada día. Las normativas anticontaminación están llevando no solo a Opel, sino a todos los fabricantes a renovar sus propulsores a la hora de plantearse cumplir con la disminución de sus emisiones. De ahí la llegada de una nueva generación de motores que sacar a relucir nuevos caminos tecnológicos tanto en los MEP como en los MEC y que suelen tener un denominador común: aumentar la eficiencia sin que vaya en detrimento del rendimiento.

Opel Insignia Mokka Irlanda

Opel Insignia 2.0 CDTI

En el caso de los motores de Opel que nos ocupan, si nos vamos directamente al dato de CO2 de la motorización probada para el Opel Insignia, observamos que se queda en 114 gr/km, junto a un consumo de 4,5 l/100 km. Como ya os hemos contado en alguna que otra ocasión, el aporte fundamental en términos de protección de salud ambiental es la incorporación de la urea a la motorización para atacar de forma directa a la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx), tan de moda en Madrid y otras grandes ciudades.

El sistema de Reducción Selectiva de Catalización (SCR) parte de un depósito de urea del que nos hemos de encargar de rellenar por nuestra cuenta en gasolineras, de forma periódica y obligatoria para el propio funcionamiento del motor. Tampoco debemos olvidar la incorporación del aluminio a su fabricación o el trabajo que realiza el sistema Stop&Start de cara a potenciar los valores de consumo y emisiones.

Os recordamos, aunque no haga falta a estas alturas, que siempre os hablamos de ciclo de homologación NEDC, pendiente de que sea revisado y con valores más optimistas que los que como conductores obtenemos en situaciones reales. De ahí la prueba toma de contacto que nos sirvió para comprobar que difícilmente vamos a poder bajar de 5 l/100 km en el caso del Insignia.

Insignia 2 0 Irlanda

En cuanto a la respuesta del 2.0 CDTI, comprobamos lo que ya hicieron nuestros compañeros de Motorpasión en otras ocasiones (esta vez bajo la normativa irlandesa de tráfico o "por la izquierda") tratando de sacar partido de sus 170 CV / 125 kW de potencia, de su par máximo de 400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm y su notable rodaje a bajas revoluciones, que llevamos al extremo. Además, acelera de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos.

Otro elemento clave en el aumento de la eficiencia lo encontramos en su nuevo sistema de inyección salido que trabaja a 2.000 bares de presión y soporta hasta 10 pulsos de inyección por ciclo. Esto se traduce en una mejorada atomización del combustible e incluso un funcionamiento más silencioso, algo muy patente en nuestra toma de contacto.

Esta prestación también presente en el Opel Mokka 1.6 CDTI, nos lleva a abandonar el segmento D en favor de este último modelo.

Opel Mokka 1

Opel Mokka 1.6 CDTI

Nacido en Turín, y materializado en Hungría tras pasar por Estados Unidos y Alemania, el sistema de motorización del Opel Mokka 1.6 CDTI se puede decir que ha partido de cero con un nuevo diseño y viene a sustituir al 1.7 CDTI, proveyéndolo beneficios similares a los que vimos con el Astra, Meriva y Zafira Tourer.

El silencio también se impone en el funcionamiento de un motor de 4 cilindros fabricado enteramente en aluminio (la dieta rica en este elemento le ha permitido una rebaja de 20 kilogramos), y sigue la línea estela de mejoras en su eficiencia, trasladas a una cifras de consumo homologado de 109 gr/km de CO2 y 4,1 l/100 km (11 gr de CO2 y medio litro de consumo menos que su inmediato antecesor).

Opel Mokka Irlanda

Para cumplir con Euro 6 en lo que se refiere a partículas y otros agentes, se ha implementado una trampa para NOx y un filtro de partículas diésel integrado. Del mismo modo que el Insignia, el sistema Stop&Start de serie contribuye a la consecución de estas cifras.

En nuestra toma de contacto nos dejamos llevar por el silencio, gravedad y un dinamismo destacable que nos otorgó el 1.6 CDTI teniendo en cuenta que hablamos de un todocamino. Opel lo ofrece tanto con tracción delantera como con tracción integral 4x4 adaptativa.Pese a su menor cubicaje, potencia y par máximo también se han visto incrementados en esta versión, llegando a 136 CV / 100 kW y 320 Nm entre 2.000 y 2.250 rpm. Su acelaración de 0 a 100 km/h esté en 9,9 segundos.

Os recordamos que los precios finales de los dos modelos, en función de las versiones y los acabado que se elijan se mueven entre los 22.790 a los 27.320 euros en el caso del Mokka; y entre los 33.660 y los 40.120 euros para el Insignia.

Opel Mokka 1 6 Frente

En Motorpasión | Opel Insignia 2014
En Motorpasión Futuro | El Opel Karl EV (o City-e) llegará en 2018


Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos