Compartir
Publicidad

Los fabricantes demandan un respaldo al diésel a largo plazo

Los fabricantes demandan un respaldo al diésel a largo plazo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las motorizaciones diésel están, en los últimos tiempos, siendo objeto de ataque desde múltiples frentes. Podemos citar, como ejemplo más representativo, el caso de Francia, en el que se proponen gravar más su consumo. Algunas ciudades como París pretenden restringir su circulación al completo. Otras autoridades están haciendo lo propio.

Dada nuestro experiencia en este asunto, podemos decir que se trata de una respuesta hasta casi merecida para este tipo de motorizaciones (especialmente después de que se haya invertido la bondad en la promoción de esa relación entre eficiencia, contaminación y problemas sanitarios), ahora bien, los fabricantes lo ven de otra manera, y es que siguen gastándose invirtiendo grandes presupuestos en, precisamente eso, cumplir con las exigencias y objetivos anti-contaminación.

Desde el portal Automotive News Europe comprobamos la defensa a las motorizaciones diésel de varios de los más importantes agentes de la industria. Por ejemplo, el CEO de Renault-Nissan, Carlos Ghosn:

La industria europea ha invertido grandes cantidades de dinero para hacer que los motores diésel Euro 6 (más limpios) sean una realidad, y ahora comenzamos a escuchar llamadas para que reduzcamos esta tendencia. Esto no es realista. Lo que la industria necesita es una estrategia a largo plazo.
Audi Q3 Diesel

La industra se encuentra unida en este punto, e insiste que a partir de septiembre con Euro 6 la emisión de agentes contaminantes dejará de ser un gran problema. Por su parte, el CEO de FCA, Sergio Marchionne, señala que las nuevas motorizaciones que se venden en la actualidad en Europa han reducido las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en un 84% desde 2001.

Claro está, en esta defensa al diésel echamos en falta una solución a qué hacer con la situación actual, ante el irrespirable panorama que encontramos estos días en muchas ciudades europeas. No es casualidad que en publicaciones procedentes de Estados Unidos o la ejemplar Japón relacionen directamente los problemas de contaminación europeos con la masificación del diésel (no el próximo, sino el que ya se ha vendido).

La llamada de los fabricantes coincide con tiempos inciertos, en los que los métodos de medición y homologación van a ser revisados, lo que puede traerles más quebraderos de cabeza desde los propios desarrollos. Por eso, los fabricantes demandan que las autoridades dejen actuar a la industria y que no se posicionen por una tecnología u otra. Marchionne, de nuevo, dice:

No tengo problemas con que nos marquen estándares (...), pero que no elijan la tecnología.
Opel Diesel Motor

La cuestión no deja de ser compleja, en un punto donde la economía y la salud se cruzan, y donde muchos, con razón, sienten que ha existido durante años, no tanto un engaño, como un encumbrimiento silencioso de lo que podría y iba a ocurrir.

En Motorpasión Futuro | Japón y su histórica alergia hacia el motor Diesel, Londres bonificará con 2.500 euros a quien entregue su diésel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio