Sigue a

La semana pasada veíamos qué tiene que ver una GoPro con el mundo de los chapistas, y hoy nos sumergimos en un vídeo pillado de la esquina más friki del internet. Ahí vemos cómo reparar un bollo con un secador y aire comprimido de ese que usamos (al menos yo lo uso) para limpiar teclados, ordenadores, amplificadores y demás cacharros electrónicos.

El sistema consiste en calentar la plancha abollada con el aire de un secador para luego rociar la zona con el spray de aire comprimido. El aire sale con un frío de mil demonios —78,5 ºC bajo cero, dicen en el vídeo, aunque no puedo corroborarlo— y, al poco de aparecer sobre la chapa las caras de Bélmez, el brusco choque térmico fuerza la chapa a volver a su forma original.

¿Se puede agrietar la chapa por este sistema tan peculiar? Lo he preguntado a alguien que sabe más que yo de estos temas, y me cuenta que los chapistas ya hacen algo parecido calentando la zona con un electrodo de carbono y luego, en vez de lo del spray, un paño mojado. ¿Cuál es el riesgo? Pues que si la pintura y el barniz no llevan mucho plastificante, efectivamente pueden quebrarse. De todas formas, para un bollo no muy profundo o de una extensión considerable, podría funcionar.

Y todo es probarlo, así que busco un voluntario con coche. Yo voy con el martillo, el secador y el spray.

Vídeo | vixmoa (YouTube). Un saludo para Navajita
En Motorpasión | ¿Tienes un bollo en el coche? Tráete la GoPro y lo arreglamos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios