Sigue a Motorpasión

Gallardo STS-700 por RENM Performance

Qué mejor manera de comenzar una preparación que basarse en la versión más radical disponible del modelo en cuestión. Esto es lo que debieron pensar en RENM Performance cuando decidieron utilizar un Lamborghini Gallardo Super Trofeo Stradale como punto de partida para su última obra sobre ruedas.

Bajo el nombre de Gallardo STS-700 (imaginaos el porqué), RENM presenta un vehículo lo más cercano posible al Blancpain Super Trofeo de competición, aunque apto para circular de forma legal en carretera abierta. Recibe cambios a nivel estético, mecánico, interior…

Para empezar, el kit de carrocería cuenta con piezas fabricadas en compuesto plástico con fibra de carbono, que no sólo reducen el peso del vehículo, ya que también mejoran la aerodinámica del Gallardo considerablemente y son funcionales a la hora de la refrigeración de motor y frenos.

Gallardo STS-700 por RENM Performance

La carrocería recibe una pintura de color rojo y elementos contrastados en color negro mate. En el interior también dominan el rojo y el negro, y se utilizan materiales como la fibra de carbono y la alcántara. Destacan los asientos de competición con arneses, sistema de extinción de incendios, jaula antivuelvo integrada y palanca de cambio modificada, por ejemplo.

Sin duda el trabajo más concienzudo lo encontramos en el V10, ya que ahora desarrolla 700 CV de potencia a 8.500 RPM gracias a bielas de titanio, inyectores de nueva factura, pistones y cigüeñal a medida, nuevas válvulas de escape y colectores, árboles de levas específicos y mejoras en los sistemas de refrigeración.

También contribuye de forma importante a la mejora en potencia un nuevo sistema de escape de titanio adaptado tanto a un uso en carretera como en circuito, que reduce el peso del de serie en casi 20 kilogramos y mejora sustancialmente el flujo de los gases de escape. Gracias a todo esto, el STS-700 acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,2 segundos y alcanza los 330 km/h.

Gallardo STS-700 por RENM Performance

Debajo de la carrocería también se ha trabajado de forma intensiva. El ancho de vías es ahora mayor, los amortiguadores son Öhlins totalmente ajustables, se añade barra estabilizadora ajustable al eje delantero y un sistema de frenos carbocerámicos en cuya refrigeración se ha trabajado especialmente para evitar el fading o fatiga.

Ver galería completa » Gallardo STS-700 por RENM Performance (16 fotos)

Vía | Serious Wheels

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios