Sigue a

Subaru XV

Esta semana se ha presentado en Madrid la nueva apuesta de Subaru para uno de los pocos segmentos de automóviles que sigue la tendencia opuesta a la caída de ventas que está sufriendo todo el mercado automovilístico, el de los SUV.

Se trata del Subaru XV, un pequeño SUV que pretende rivalizar con modelos como el Nissan Qashqai, el Mitsubishi ASX o el Volkswagen Tiguan entre otros. Sin duda alguna, se trata de un modelo clave en el desarrollo de la marca en nuestro país por el peso que están alcanzando este tipo de coches.

Subaru tiene como objetivo vender 1 millón de coches a nivel mundial en el año 2020, y teniendo en cuenta que en España en 2011 apenas pasaron de los 1.000 coches, un coche como el Subaru XV es fundamental para alcanzar el éxito. Veamos que es lo que ofrece.

Subaru XV

Para alcanzar sus objetivos a largo plazo, Subaru además de lanzar este nuevo modelo, también trabaja en tecnologías híbridas como la que han presentado en el reciente Salón de Tokio.

También completarán la gama con nuevas versiones que cumplan con las demandas del mercado de aquí a los próximos años, harán especial foco en los mercados más potentes como China, EEUU o Europa y mejorarán su capacidad de producción.

Subaru XV, un nuevo SUV-C

Como en todos los segmentos, también el de los SUV tiene a su vez subsegmentos. El nuevo Subaru XV se enarca en el subsegmento SUV-C.

Subaru XV

Mientras el mercado del automóvil ha caído un 15% a nivel europeo desde 2006, los SUV han crecido un 34% y los SUV-C concretamente ese 113% que comentábamos. Es sin duda el segmento en el que hay que estar hoy en día para cumplir los objetivos de ventas.

Por eso la llegada del Subaru XV será un soplo de aire fresco para la marca japonesa. Tanto es así, que si el año pasado vendieron en España 1079 unidades, con la llegada de este nuevo modelos pretenden casi duplicar sus ventas, fijando como objetivo las 2000 unidades.

Según nos comentaban los responsables de la marca, el Subaru BRZ apenas tendrá peso en nuestro mercado, así que ésta será sin duda la novedad más importante para 2012.

Subaru XV

Diseño exterior

El diseño exterior del Subaru XV, me ha parecido muy atractivo y bastante diferente a todo lo visto hasta el momento en su competido segmento. Las formas de su carrocería de 4,45 metros de largo, son muy compactas y transmiten robustez.

En la vista frontal, se puede identificar como un Subaru por la forma de la parrilla, presidida por el logotipo de la marca en grandes dimensiones. Las ópticas tienen una forma muy afilada, y se disponen por los laterales del capo delantero resaltando sus formas musculosas.

El paragolpes va pintado en el mismo color que el resto de la carrocería, excepto el perfil inferior que está fabricado en plástico de color negro para ser más resistente a las rozaduras en caso de incursiones en el campo. Y eso que la altura libre al suelo es de 220 milímetros.

Subaru XV

Los faros antiniebla están perfectamente integrados en el paragolpes delantero, y la presencia del coche cuando lo vemos por el espejo retrovisor, tiene gran personalidad.

Si nos vamos a la vista lateral, lo que más llama la atención son los marcados pasos de rueda tanto en el eje delantero como en el trasero. Y éstos están especialmente resaltados por las protecciones de plástico que se extienden a la zona de los estribos laterales. El plástico de estas zonas es de una excelente calidad visual, ya que simula la fibra de carbono que se utiliza en los coches deportivos.

También destacan las llantas de aleación que son de 17 pulgadas de serie en todas las versiones. Van pintadas en color negro, y tienen un perfil de aluminio que recorre el borde de los cinco radios anchos. Muy conseguidas.

Subaru XV

En la trasera, la forma de la carrocería adquiere formas semi redondeadas, de ahí que el aspecto del conjunto sea tan compacto. Las ópticas traseras también ayudan a darle un toque robusto, que se completa con los perfiles negros del paragolpes trasero, en los que se integran los reflectantes traseros.

La gran superficie acristalada, es otra de sus señas de identidad. Tiene unos pequeños cristales el la zona lateral del maletero, que marca el perfil lateral del coche.

El interior del Subaru XV

Subaru XV

El interior del Subaru XV, me gustó principalmente por el amplio espacio disponible a pesar de no medir ni siquiera cuatro metros y medio. En las plazas delanteras el espacio disponible es muy amplio, y por mucho que lleves el asiento retrasado, siempre dejas hueco para las piernas en las plazas posteriores.

Entre los asientos delanteros, hay una guantera con tapa con una capacidad amplia, así como dos huecos para dejar latas y otros pequeños objetos.

El volante multifunción incluye mandos de la radio, así como el control de velocidad de crucero y los mandos del ordenador de a bordo en la parte posterior. El diámetro, frente a lo que ocurre en otros SUV es bastante reducido, algo que se agradece en un coche de estas características.

Subaru XV

En cuanto a los acabados interiores, están bastante conseguidos. La parte superior del salpicadero está fabricada en un material que tiene un tacto blando, mientras que en las partes inferiores, el tacto es un tanto plasticoso y duro.

Pasando al maletero, este tiene una capacidad de 365 litros, que se amplían en 15 más si el coche equipa el kit antipinchazos. Si lleva rueda de repuesto de tipo galleta (opción sin precio definido hasta el momento), la capacidad se quedan en esos 365 litros.

Mañana os contaremos cuales son las tres motorizaciones disponibles, dos de gasolina y uno diesel, así como las cuatro versiones de equipamiento Advance, Sport, Executive y Executive Plus. Y también os hablaré del comportamiento dinámico de la versión diésel de 150 caballos de potencia, que ha sido la que pudimos probar durante la presentación.

Continuará…

En Motorpasión | Subaru XV, presentación y prueba en Madrid (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios