Síguenos

SEAT Leon 1.2 TSI

La gama del SEAT León se divide en varios escalones para todos los públicos, desde 12.400 euros incluyendo promoción hasta 28.135 euros, extras aparte. En este análisis no voy a hablar de las versiones más potentes, León FR y León Cupra, sino de las normales (hasta 160 caballos).

Los motores van desde los 85 hasta los 160 CV en gasolina, y en diesel desde 90 hasta 140 CV. En los FR está un gasolina de 210 CV y un diesel de 170 CV, mientras que los Cupra disponen de dos potenciaciones del 2.0 TSI, de 240 y 265 CV (Cupra R). Excepto el 1.4 85 CV, todos los motores ya tienen turbo.

En esta prueba os he hablado del 1.9 TDI 90 CV, 1.2 TSI 105 CV y 1.8 TSI 160 CV, aunque si hay dudas adicionales sobre otras motorizaciones, también las conozco de otros modelos de la casa. Vamos a ver qué niveles de equipamiento tiene y lo que puede ofrecernos a nivel de seguridad activa y pasiva.

SEAT Leon Reference

Equipamiento del SEAT León

En primer lugar está el acabado Emoción, solo para el 1.4 85 CV y el TDI de 90 CV. SEAT nos pone llantas de acero con tapacubos (15”), elevalunas eléctricos delanteros, retrovisores con ajuste eléctrico, faros dobles, dirección asistida, climatizador manual (sin A/C) y poquito más. Son las versiones más esenciales.

Pasamos al Reference, que añade el ordenador de a bordo, climatizador con aire acondicionado, piezas exteriores en color de carrocería, control de crucero, puerto USB y auxiliar, radio CD-MP3 con mandos en volante, seis altavoces, llantas de 16 pulgadas y asistencia al arranque en cuesta.

En las fotos podéis ver versiones Reference (TDI 90 y TSI 105, imagen superior) y Sport (TSI 160 DSG, imagen inferior). Curiosamente, en el acabado Reference también vienen las luces antiniebla con función de iluminación lateral, pero mi unidad gasolina de 105 CV curiosamente no tenía este elemento. Según la ficha, debería tenerlo.

SEAT Leon Sport

Por encima están los Style, que añaden volante de tres radios y pomo de cambio en cuero, elevalunas traseros, espejos exteriores calefactados, climatizador automático, regulación lumbar y de altura en asientos delanteros, llantas de 16” Enea, sensor de lluvia, alarma, espejo antideslumbrante, luces interiores, sensor de luces, Bluetooth y pantalla digital.

Si nos decantamos por un Sport, se complementa lo anterior con lunas tintadas, asientos deportivos con tapicería específica, suspensión deportiva y llantas de 17 pulgadas. Luego tenemos la habitual lista de extras para complementar todos estos niveles y enriquecer un poco el equipamiento.

La mayoría de los extras se restringen a los Style y Sport. Los básicos pueden tener paquete Connection (climatizador automático, Bluetooth, pantalla digital, solo Reference), paquete Summer (A/C, radio CD-MP3, altavoces y toma auxiliar, solo Emoción) y pinturas opcionales.

SEAT Leon 1.8 TSI DSG Sport

Sobre el equipamiento, en cuanto a navegador ha mejorado mucho desde la primera generación, y el último modelo me gusta bastante en general. Hasta la gestión de los MP3 no tiene nada que ver, aunque sigue habiendo reproductores MP3 que dan problemas al conectarlos a la toma USB del coche, como uno Philips.

Hay algunas lagunas, como los faros de circulación diurna de serie, (tendrán que ponerlos antes de febrero), o los faros bixenón en modelo básicos de forma opcional, la guantera no puede estar refrigerada, no soporta Bluetooth Audio, ni puede haber navegador en versiones básicas.

Las versiones DSG tienen las correspondientes paletas tras el volante para el cambio semiautomático. En cuanto al Bluetooth, ha mejorado mucho desde las primeras versiones, ahora es más compatible, pero el proceso de emparejamiento es lento y exige tener el coche parado.

SEAT Leon

Seguridad

En este aspecto, luces y sombras. Para empezar, el SEAT León lleva un lastre tecnológico respecto a sus rivales, y es que no consigue las cinco estrellas EuroNCAP que otros modelos con la misma plataforma sí consiguen. Eso, para un modelo actual, es un defecto claro, así que no va a pasar del 9 de nota media por bueno que sea.

El crash-test es el vigente desde 2005, y los resultados son válidos hoy. Son cuatro estrellas de ocupantes, cuatro infantiles y tres de protección peatonal. En seguridad pasiva no se le puntuó, pero como tiene dos chivatos de cinturón, limitador de velocidad y ESP en todas las versiones, algo le podría añadir.

Desde el primer nivel de equipamiento, Emoción, ya tiene frenos ABS, control de tracción, ESP, autoblocante delantero electrónico, asistente a la frenada de emergencia, airbags frontales y laterales delanteros, de cortina, anclajes ISOFIX y desactivación del airbag de pasajero.

SEAT Leon EuroNCAP

Los Reference añaden a eso el testigo de presión de los neumáticos. Es bueno que las versiones básicas no vayan peladas en seguridad, sin embargo, todavía no he terminado. Los airbags laterales posteriores, de tórax, son opcionales en toda la gama excepto Emoción y Reference, que no los pueden tener.

¿Por qué no de serie? Luego tenemos los faros bixenón con iluminación inteligente de curva, que son opcionales en toda la gama excepto en los básicos. Más de un rival ya ofrece eso de serie en versiones intermedias o altas. Son 900 euros y pico más, dependiendo del tramo de impuesto de matriculación del coche.

Lamentablemente para SEAT su compacto ya no es puntero en seguridad pasiva, en seguridad activa tiene varias funciones adicionales del ESP que considero importantísimas, como el secado automático de frenos en lluvia o la función anti-fading, que ya comprobé en un León FR y es mano de santo.

SEAT Leon EuroNCAP

En la primera parte indiqué que no era muy adecuado para llevar niños pequeños, fundamentalmente por la falta de huecos portaobjetos y porque no sobra espacio para colocar sillitas (una vez instalada no pasa nada). En cuanto a seguridad en sí, un monovolumen como el Altea me parece mejor idea.

¿Importa mucho la diferencia de las cuatro a las cinco estrellas EuroNCAP? Como he dicho más de una vez, eso es por algo. Por ejemplo, EuroNCAP dice que el salpicadero tiene un riesgo potencial de dañar las rodillas y fémur en el lado del conductor, y el pasajero no tiene la mejor protección de torso.

Eso sí, la puntuación de choque contra poste lateral fue la máxima del momento, así como la de protección de peatones. A ver, nadie se compra el coche para estamparse con él, salvo el especialista Mike, pero si dudamos entre este y otro compacto “cinco estrellas”, pues como mínimo invito a reconsiderarlo.

En Motorpasión | SEAT León, prueba (exterior e interior, conducción y dinámica, valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios