Síguenos

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Mientras las berlinas de grandes dimensiones están de capa caída, las más pequeñas gozan de una gran aceptación por parte del público y, por ello, los fabricantes no dejan pasar ni una oportunidad. Audi se sumaba al carro hace unos meses cuando presentaba el nuevo Audi A3 Sedán, la tercera variante de carrocería del compacto de Ingolstadt, que lleva ya más de 3,5 millones de unidades comercializadas desde 1996.

Esta pequeña y atractiva berlina se fabrica en la planta de Audi en Hungría para todo el mundo (salvo China) y por esa razón nos hemos trasladado recientemente a su capital, Budapest, donde pudimos conocer en profundidad el nuevo modelo de Audi. Veamos qué ofrece el Audi A3 Sedán además de su proporcionado diseño.

La importancia de la gama A3 para el fabricante alemán es enorme, ya que supone en torno al 20% de su facturación total. Según las previsiones, uno de cada tres Audi A3 será sedán y tanto China como Estados Unidos supondrán los dos mercados más importantes para el modelo. Las primeras entregas del modelo en Europa tendrán lugar en el mes de septiembre.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Diseño e interior

La variante sedán del Audi A3 es probablemente la más atractiva desde un punto de vista estético y es, además, la más original, ya que es nueva. Lo cierto, eso sí, es que tiene una dura competencia con el Mercedes-Benz CLA y un posible BMW Serie 1 ¿GT?.

El frontal es la parte que menos cambia, ya que todas las variantes comparten el mismo aspecto. Es a partir del pilar B cuando notamos cambios en el diseño. El A3 Sedán es 15 centímetros más largo que el Sportback y 1 centímetro más bajo, aunque conserva la misma batalla (2,64 metros).

Luce una marcada línea de cintura, una línea de techo que cae según se acerca a la zaga y una trasera muy llamativa, presidida por un spoiler integrado en la tapa del maletero y unas ópticas muy estilizadas que aportan originalidad al modelo.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

El interior es típico de Audi, con materiales de calidad, buenos acabados y un diseño que resulta de los más bonitos del mercado por disposición de mandos y por el buen aspecto general del habitáculo, que no defrauda en absoluto. Dentro del Audi A3 Sedán se respira calidad. Bien podría ser el interior de un modelo superior, más caro.

Las dos plazas delanteras son todo lo amplias que necesitamos y los asientos son bastante cómodos, de esos que invitan a pasarse horas sentado en ellos. En el caso de nuestro coche de pruebas eran de ajuste manual (salvo el ajuste lumbar) y estaban calefactados, aunque con el clima de estos días habría sido una locura usarlo. Hacía bastante calor.

En la parte trasera no hay sorpresas. Al tratarse de una berlina pequeña, de 4,46 metros de largo, sabíamos que no iba a tener la habitabilidad de un Audi A8, y no la tiene. Aún así, tiene tres plazas (la del centro estrechita, como en casi cualquier modelo hoy en día) y el espacio para las piernas es correcto para alguien de 1,80 metros (e incluso más alto), con el asiento del conductor ajustado a la misma estatura.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

La caída del techo en la parte trasera hace que el espacio para la cabeza no sea tan generoso como en el A3 Sportback, aunque la diferencia tampoco es grande. Con respecto a un Mercedes-Benz CLA (presentación parte 1 y 2), el techo nos deja algo más de espacio. En el de Stuttgart sí iremos un poquito más agachados puesto que la caída es más pronunciada. El acceso al habitáculo también es un poco más cómodo en el Audi, ya que el hueco que deja la puerta al abrirse es más generoso.

Donde el A3 Sedán pierde algo de espacio con respecto al CLA es en el maletero. Según ficha, este Sedán tiene una capacidad de 425 litros (60 más que el A3 y 45 más que el A3 Sportback), mientras que el CLA goza de 470 litros de volumen. En la práctica la diferencia no es notbale, aunque el maletero del CLA sí da la impresión de ser más profundo. Con los asientos traseros abatidos, el A3 Sedán ofrece una capacidad de 880 litros.

Si lo comparamos con un modelo de la casa como el Audi A4, el maletero es 55 litros más pequeño y el espacio para cabeza y piernas en las plazas traseras también es algo menos generoso, pero el precio es bastante menor, por lo que quizá este A3 Sedán sea una buena alternativa incluso frente al Audi A4, de mayores dimensiones. Éste último, eso sí, ofrece motorizaciones muy interesantes (por potencia) que el A3 no contempla.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Motores Audi A3 Sedán

La gama de motores del Audi A3 Sedán estará compuesta en el momento de lanzamiento por dos motores de gasolina y uno diésel, aunque más adelante se sumarán dos diésel más y dos de gasolina, incluído el S3 Sedán con motor 2.0 TFSI turboalimentado de 300 CV de potencia.

Los motores que estarán disponibles desde el principio son un 2.0 TDI de 150 CV y 320 Nm que homologa sólo 4,1 litros a los cien kilómetros, un 1.4 TFSI de 140 CV y 250 Nm que consume 4,7 litros (es la variante más liviana con un peso de 1.250 kilogramos a pesar de equipar cambio S-Tronic) y un 1.8 TFSI de 180 CV y 250 Nm cuyo consumo homologado es de 5,6 litros cada cien kilómetros.

Más adelante se sumarán a la gama un 1.6 TDI de 105 CV y 250 Nm (sólo 3,8 litros), un 1.4 TFSI con una potencia menor, de 125 CV, y un 2.0 TDI más potente, de 184 CV. Las versiones más potentes (2.0 TDI y 1.8 TFSI) ofrecerán, por supuesto, la tracción integral de la casa, quattro.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Tecnología

Una de las bazas del Audi A3 Sedán es su oferta tecnológica, que nos permite equipar nuestro coche con prácticamente cualquier cosa que se nos antoje: control de crucero adaptativo, asistente de ángulo muerto, Lane assist, freno de emergencia en ciudad…

Si más que sistemas de seguridad y asistencia buscamos algo que mejore la dinámica del vehículo, podemos optar por la suspensión Audi Magnetic Ride, que permite elegir entre diferentes modos de conducción a través del Audi Drive Select: Auto, Comfort, Dynamic… Los modos actuan además sobre la dirección, que se endurece más o menos en función de cuál elijamos.

Por último, en materia de entretenimiento encontramos una pantalla de 7 pulgadas que se esconde automáticamente en el salpicaero, el sistema Audi Connect (permite desde acceder a Google Maps hasta conectarnos a Twitter)o el MMI con mando táctil que permite introducir direcciones escribiendo con el dedo. Entre el resto de opcionales destacan el techo panorámico de cristal o los asientos deportivos, además de la amplia oferta de llantas, desde las más discretas hasta las más llamativas y en diferentes tamaños de entre 16 y 19 pulgadas.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Al volante del Audi A3 Sedán

Una vez en marcha nos damos cuenta de que el Audi A3 Sedán ofrece las mismas sensaciones de conducción que cualquier otro A3, aunque nos ha resultado especialmente cómodo y sobre todo, muy bien aislado. La insonorización está muy trabajada y a velocidades legales de autovía somos totalmente ajenos al ruido de rodadura, del motor, aerodinámico, etc…

El comportamiento del coche resulta muy apropiado para una berlina así. No tiene un tacto especialmente deportivo, pero es muy cómodo para viajar y también en ciudad. Hay que decir que sólo hemos probado la suspensión Magnetic Ride, así que no podemos sacar conclusiones sobre la de serie.

El A3 Sedán destaca por la suavidad de marcha que consigue y también por el excelente tacto de los mandos: volante, cambio, pedales… Es un coche muy agradable de conducir y en este sentido nos ha parecido que está un pasito por encima que su competidor más inmediato, el Mercedes-Benz CLA.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

Durante nuestro periplo húngaro probamos el motor 1.6 TDI de 105 CV, que llegará un poco más adelante, y lo cierto es que nos ha gustado. Se siente más enérgico que otros modelos del grupo con el mismo motor, especialmente si lo comparamos con las variantes más frugales (Bluemotion, Greenline, etc…). También pudimos viajar en el 1.4 TFSI de 140 CV con cambio S-Tronic, claramente más rápido, aunque no lo condujimos.

Con esta unidad pudimos recorrer algo más de 200 kilómetros (dos terceras partes por vías rápidas) y obtuvimos una media de consumo de combustible de 5,1 litros a los cien kilómetros. Teniendo en cuenta que no buscamos un consumo reducido y que llevamos a cabo una conducción bastante normal (incluso con algún acelerón más de la cuenta, por aquello de probar el coche), es una buena cifra.

Versiones y precios

La gama del Audi A3 Sedán estará compuesta por todas las motorizaciones ya citadas y por tres niveles de equipamiento o acabados, que son los siguientes: Attraction, Ambition y Ambiente.

El primero es el más básico e incluye de serie desde aire acondicionado o reposabrazos central delantero hasta llantas de 16 pulgadas, retrovisores con intermitentes LED integrados, faros antiniebla, freno de estacionamiento electromecánico o elevalunas eléctricos.

Audi A3 Sedán, presentación y prueba en Budapest

El siguiente nivel o Ambition añade sensor de luz y lluvia, más funciones del ordenador de a bordo (como la recomendación de descanso o de conducción eficiente), radio MMI, asientos deportivos, llantas de 17 pulgadas, volante deportivo multifunción en cuero y el Audi Drive Select, entre otras cosas.

El último escalón, Ambiente, busca más comfort y suma a todo lo anterior el control de crucero, asistente de aparcamiento trasero, paquete de iluminación interior LED, volante multifunción de cuero en diseño de cuatro radios o inserciones decorativas interiores Barlovento 3D, por ejemplo.

La relación de precios del Audi A3 Sedán en España es la siguiente:

  • A3 Sedán 1.4 TFSI 125 6vel Attraction: 25.450 euros
  • A3 Sedán 1.4 TFSI 125 6vel Ambition / Ambiente: 27.930 euros
  • A3 Sedán 1.4 TFSI COD 140 6vel Attraction: 27.710 euros
  • A3 Sedán 1.4 TFSI COD 140 6vel Ambition / Ambiente: 30.190 euros
  • A3 Sedán 1.4 TFSI COD 140 S-Tronic Attraction: 29.860 euros
  • A3 Sedán 1.4 TFSI COD 140 S-Tronic Ambition / Ambiente: 32.340 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI 6vel Attraction: 29.960 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI 6vel Ambition / Ambiente: 32.540 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI S-tronic Attraction: 32.190 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI S-tronic Ambition / Ambiente: 34.770 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI S-tronic quattro Attraction: 34.430 euros
  • A3 Sedán 1.8 TFSI S-tronic quattro Ambition / Ambiente: 37.010 euros
  • A3 Sedán 1.6 TDI 105 6vel Attraction: 26.260 euros
  • A3 Sedán 1.6 TDI 105 6vel Ambition / Ambiente: 28.740 euros
  • A3 Sedán 1.6 TDI 105 S-Tronic Attraction: 28.410 euros
  • A3 Sedán 1.6 TDI 105 S-Tronic Ambition / Ambiente: 30.890 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 6vel Attraction: 28.100 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 6vel Ambition / Ambiente: 30.580 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 S-Tronic Attraction: 30.250 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 S-Tronic Ambition / Ambiente: 32.730 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 6vel quattro Attraction: 31.440 euros
  • A3 Sedán 2.0 TDI 150 6vel quattro Ambition / Ambiente: 34.020 euros

Ver galeria completa » Audi A3 Sedán (presentación) (33 fotos)

Ver galeria completa » Audi A3 Sedán 2013 (43 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Audi A3 Sedán

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios