Sigue a

Billetes de 500 euros

Hoy se ha anunciado una ayuda directa de 2.000 euros para comprar un coche nuevo, bajo el nombre de Plan 2000E. Se trata de una buena noticia para quien tuviese pensado comprar un coche, pero es especialmente buena para los fabricantes, ya que reactivará el sector.

El plan es exactamente el que pedía Anfac la pasada semana, con gastos compartidos. El Gobierno pondrá 500 euros, las Comunidades Autónomas otros 500, y los fabricantes 1.000.

¿Cuáles son los requisitos para esta ayuda? No se ha confirmado, pero todo parece indicar que será necesario entregar un coche para achatarramiento, aunque no se podrá sumar al Plan Vive.

¿Son 2.000 euros o 1.000 euros?

Lo primero que pensamos al escuchar que los fabricantes pondrán 1.000 euros es cómo se comprobará esto. Simplemente no hay forma. Los fabricantes ya ofrecen descuentos sobre el PVP, y más este año que quieren deshacerse de los stocks. Si pudiesen ofrecer más desuentos, ya lo estarían haciendo probablemente. ¿Por qué iban a hacerlo ahora?

Si la postura os parece demasiado escéptica, os diré que ni siquiera los concesionarios se creen que las marcas vayan a poner los 1.000 euros, al menos eso es lo que ha dicho la asociación de concesionarios Faconauto. La asociación dice que serán los concesionarios los que asuman el coste, pero de nuevo, si tuviesen margen para hacerlo ya lo estarían haciendo.

Un ejemplo claro: supongamos que una persona compra un coche que antes costaba 12.000 euros. Con la nueva ayuda, entregando un coche, se le queda en 10.000. El concesionario y la marca ganan 11.000.

Ahora supongamos que, a continuación, entra otra persona por la puerta que no tiene otro coche para achatarrar. Pide el mismo coche, e intenta negociar para que se lo dejen en 11.000 euros. El concesionario no le diría “no, mire, no se vendo, váyase a otro sitio”. Al concesionario le da igual que esos 11.000 euros los pague el Gobierno, el cliente o quien sea, lo que les interesa es vender el número máximo de coches.

¿Son 1.000 euros o menos?

Sigamos con la especulación, dando una vuelta más de tuerca. El efecto de “ahora los coches son 2.000 euros más baratos” fomentará el consumo, algo que viene bien a la industria del automóvil. Pero, ¿no pueden aprovechar los fabricantes para reducir sus descuentos, aprovechando la subvención esa euforia por las compras?

Seguro que el 1 de junio, cuando entre en vigor la medida, será más barato comprar un coche si nos acogemos al Plan 2000E que si lo compramos hoy. Pero, si no nos acogemos lal plan, tendremos que andar con pies de plomo.

No queremos ser agoreros con todo esto, y pienso que es una buena medida de forma global, pero tenemos que estar seguros de que realmente merece la pena la compra y no nos están “vendiendo la moto”.

En Motorpasión | Ayudas directas de las comunidades autónomas para comprar coches

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios