Sigue a Motorpasión

Kia Nürburgring

Dentro de la filosofía que da pie al nombre de Kia, la surcoreana ha puesto un pie más firme en Europa con la inauguración de un centro de pruebas permanente en el Circuito de Nürburgring. El Grupo Hyundai Motor se ha dejado un total de 6,62 millones de euros en estas instalaciones, que ocupan una superficie de 3.622 m² y han sido construidas en 15 meses.

Las razones para establecerse en Nürburgring son claras. El Infierno Verde es una de las pistas que más difícil lo ponen a un coche. Rodar por el asfalto del circuito alemán permite a los ingenieros de las marcas afincadas en Europa realizar pruebas exhaustivas sobre los modelos de preproducción.

El circuito cuenta con un recorrido de 20,8 kilómetros, 73 curvas (33 a izquierdas y 40 a derechas) y un desnivel de 300 metros. Estos valores permiten que se puedan realizar tests de 10.000 kilómetros que simulan 150.000 kilómetros de conducción cotidiana. En sólo 480 vueltas que le den al circuito, en sólo unas semanas, se consigue saber cómo evolucionan los diferentes sistemas del vehículo.

Al disponer de un centro de pruebas propio en el Circuito de Nürburgring, los ingenieros de Kia podrán realizar ajustes y modificaciones sobre los vehículos casi de manera simultánea con las pruebas que vayan realizando sus pilotos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios